Associated Press 07 julio 2016

EEUU: Policías que matan a negros generan ira y miedo

ALBUQUERQUE, New Mexico, EE.UU. (AP) — Un hombre murió baleado por la policía mientras vendía discos compactos afuera de un minisúper en Louisiana. Al día siguiente, otro fue muerto a tiros a manos de un agente en Minnesota después que le marcaran el alto porque el vehículo traía fundida una luz trasera.

Dos asesinatos que fueron captados en video y transmitidos al mundo, y que han dejado a muchos afroestadounidenses enfurecidos y desconsolados, preguntándose si alguna vez verán el fin de las muertes de minorías a manos de policías en Estados Unidos.

En entrevistas, mensajes en redes sociales, videos y en estaciones de radio de todo el país, los negros y los hispanos están expresando emociones que van de la ira al miedo, y de la confusión a la tristeza.

"¡Estamos siendo atacados! ¡Es tan claro como el agua! En menos de 24 horas hay otro cuerpo en las calles", escribió el quarterback de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, en Instagram en respuesta a la muerte de Philando Castile, un residente de Minnesota que murió baleado durante una detención de tránsito. Agregó un video de los momentos posteriores al tiroteo de Castile.

Un día antes, Kaepernick publicó el video de la muerte de Alton Sterling en Baton Rouge, Louisiana, afuera de un minisúper, en donde le dispararon a quemarropa luego de que dos agentes lo derribaran.

"¡Así se ven los linchamientos en 2016!", escribió Kaepernick.

No hubo tiempo para terminar la indignación pública por la muerte de Sterling cuando Castile había fallecido, y su novia publicó en Facebook un video de los instantes posteriores al tiroteo, presentando un nuevo horror en las salas de estar y oficinas: negros sangrando, negros que mueren tras un nuevo encuentro con la policía.

Nakia Jones, una policía de raza negra en Warrensville Heights, Ohio, publicó un video en línea en el que exige la renuncia de cualquier agente blanco que le tema a los negros: "¿Cómo se atreven a pararse a mi lado con el mismo uniforme y asesinar a alguien? ¿Cómo se atreven?".

"No mereces ese uniforme", continuó. "Quítatelo".

Los negros y los latinos no están solos en su indignación.

"Nadie debería morir a tiros en Minnesota por traer fundida una luz del auto", dijo el gobernador de la entidad, Mark Dayton. "¿Esto habría sucedido si los pasajeros hubieran sido blancos? No lo creo".

Jeff Hoyt, un blanco de 55 años de Spartanburg, South Carolina, que visita a unos familiares en Kansas City, Missouri, dijo que quedó horrorizado por el tiroteo de Louisiana.

"¿Qué puedo decir? Eso fue un homicidio, al menos lo que vi en la cámara", afirmó.

Pero las minorías, angustiadas no solo por una serie de notorios tiroteos policiacos en los últimos años, sino también por el largo historial de violencia en Estados Unidos, expresaron una particular desesperación. De las al menos 509 muertes a manos de policías que se tienen en registro este año, de acuerdo al Washington Post, 124 fueron víctimas de raza negra.

Los recientes tiroteos provocaron protestas y ceremonias en Louisiana, Minnesota y otros estados en los que hay casos pendientes que involucran a policías. Algunos están enfurecidos, limitados a utilizar vocabulario soez para describir lo sucedido. Mientras que otros indicaron que los fallecimientos subrayan el hecho de que las minorías aún tienen motivos para temerle a la policía.

Greg Davis, asesor financiero y padre de dos, residente de Rio Rancho, New Mexico, dijo que como padre no puede evitar sentirse afectado por los tiroteos. "Esto me motiva a hacer todo lo posible para instruir y preparar a los jóvenes", dijo Davis. "Como me enseñaron: 'Uno tiene que hacer todo lo posible para que el agente de policía se sienta cómodo'''.

Horace Small, director ejecutivo de la Unión de Vecindarios de Minorías, un grupo en contra de la pobreza en Boston, dijo que de niño recibió un consejo similar y se lo transmitió a su hijo. "No conozco a ningún negro, no conozco a ningún puertorriqueño, que no le haya tenido que contar a su hijo a partir de los 4 años sobre la policía", dijo Small. "Pero también se les dice que los policías no son tus amigos".

___

Los periodistas de Associated Press Ezra Kaplan en Nueva York; Jim Suhr en Kansas City; Delara Shakib en Los Ángeles; Jonathan Landrum Jr. en Atlanta; y Melinda Deslatte en Baton Rouge, Louisiana, contribuyeron a este despacho.

___

Russell Contreras está en Twitter como: http://twitter.com/russcontreras

Su trabajo se encuentra en: http://bigstory.ap.org/content/russell-contreras

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario