Associated Press 26 mayo 2016

EEUU: Hombre se declara culpable de estafa a inmigrantes

BATON ROUGE, Louisiana, EE.UU. (AP) — Un hombre de Louisiana se declaró culpable de haberse aprovechado de decenas de inmigrantes sin permiso de estancia en el país que se encontraban en instalaciones federales de detención, al prometerles asistencia jurídica por la cual les cobró sin proporcionarles ayuda.

Edwin Zavala Jr., de Lafayette, se declaró culpable el miércoles en una corte federal a un cargo de fraude que conlleva una sentencia máxima de 20 años en prisión y una multa de 250.000 dólares. No se agendó de inmediato una fecha para su audiencia de sentencia en Lafayette.

Zavala no es un abogado, pero un documento presentado ante la corte señala que recibió más de 42.000 dólares de 44 personas que le pagaron por asistencia jurídica en procedimientos de deportación, para ayudarles a obtener permisos de trabajo o para liberar a alguien de una instalación de detención.

Zavala normalmente cesó todo contacto con ellos una vez que le pagaron, sin proporcionarles ninguna ayuda, indica el documento.

La oficina del fiscal general de Texas Ken Paxton presentó el mes pasado una demanda civil contra Zavala y contra su compañía, United Immigration Consulting LLC, sobre acusaciones relacionadas.

En junio de 2014, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos comenzó a investigar acusaciones de que United Immigration Consulting envió por correo montones de cartas a inmigrantes sin permiso de estancia en el país que estaban en centros de detención del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus iniciales en inglés) en Texas. Las cartas, que anunciaban en español los servicios de la compañía, fueron dirigidas a detenidos específicos y tenían en el sobre su número de registro de extranjero, según el documento presentado el miércoles a la corte.

"Tenemos que enseñar a Estados Unidos que los hispanos merecen tener oportunidades en este país", decía una carta, según el acta de acusación contra Zavala presentada en marzo. "Usted y todos los demás que han sido detenidos vinieron a este país por una vida mejor, no para ser detenidos".

En noviembre de 2013, un agente de Seguridad Nacional llamó por teléfono a Zavala y se hizo pasar por un familiar de un detenido del ICE en el estado de Washington, según el documento presentado el miércoles. El agente envió a Zavala un giro por un pago de 840 dólares para que representara a su familiar ficticio en un procedimiento de inmigración.

Después de que el agente llamó a Zavala para preguntar por qué nadie de su empresa se presentó en la audiencia de inmigración, Zavala dejó de responder las llamadas del agente, indica el documento.

Zavala pidió dinero a clientes en otros estados. El documento dice que recibió un pago de 2.250 dólares de un residente en California pero no realizó los servicios prometidos.

Paul Parsons, un abogado con residencia en Austin, Texas, especializado en ley de inmigración, dijo que otro abogado le mostró un volante que al parecer hizo circular Zavala en centros de detención de inmigración en el centro de Texas para publicitar sus servicios de "asesoría en inmigración". Parsons dijo que notificó a la división de protección al consumidor del fiscal general de Texas sobre el volante hace aproximadamente dos años.

"Cuando lo vi me indigné", comentó Parsons. "Estos inmigrantes con aspiraciones, detenido o no, son las personas que pueden ser engañadas con menos esfuerzo para arrebatarles sus ahorros".

Un defensor público federal que representó a Zavala en la audiencia del miércoles no respondió de inmediato una llamada telefónica de The Associated Press hecha para conocer su comentario.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario