Associated Press 18 julio 2016

EEUU estudia riesgo de colapso de túnel en cruce fronterizo

TUCSON, Arizona, EE.UU. (AP) — El gobierno federal dijo el lunes que investigará si un túnel de drenaje bajo un activo cruce de la frontera con México en Arizona está en riesgo inminente de colapsar y si representa una amenaza para la seguridad de los automovilistas y los agentes federales que trabajan en el lugar.

La Administración de Servicios Generales (GSA por sus iniciales en inglés) dijo que iniciará el próximo mes el estudio del túnel que corre bajo el cruce fronterizo de Nogales, Arizona.

El anuncio tuvo lugar después de que los senadores federales John McCain y Jeff Flake enviaran la semana pasada una carta a la GSA en la que advertían que un derrumbe del túnel causaría perjuicios al comercio y el turismo transfronterizo.

Las autoridades habían dicho antes que un derrumbe de ese tipo puede causar que el terreno ceda y los automovilistas y sus vehículos caigan en el túnel, y ello acarrearía el cierre del tránsito en el Puerto de Ingreso Dennis DeConcini.

La temporada de lluvias está empezando en la zona fronteriza de Nogales, y durante ella los aguaceros pueden causar inundaciones destructivas.

"Como saben, la próxima temporada monzónica podría causar lluvias torrenciales e inundaciones que pondrán en mayor peligro al Gran Túnel", escribieron McCain y Flake.

Hay dos túneles de desagüe entre la ciudad mexicana de Nogales, en el estado de Sonora, y la ciudad de Nogales, en Arizona.

El agua corre hacia el norte, hacia territorio estadounidense, cuando llueve en la zona, debido a su topografía. Sin embargo, hay insuficiente infraestructura en la parte mexicana de la frontera para impedir que las inundaciones afecten al lado estadounidense con escombros arrastrados por las corrientes.

Una inundación en 2014 que comenzó en la parte mexicana fue tan fuerte que derribó parte de la valla fronteriza de acero, cuya altura oscilaba entre 5,49 y 7,32 metros (18 y 24 pies) y destruyó casas móviles y empresas en la parte de Arizona. Tan sólo las reparaciones de la cerca costaron 730.000 dólares.

Las autoridades han expresado por años su preocupación por la integridad estructural del túnel. En 2008, se derrumbó otro túnel transfronterizo de drenaje en el lado mexicano durante una fuerte inundación en la zona.

No hubo heridos, pero una severa inundación afectó ambos lados de la frontera.

En 2014, después de una inspección ocular del túnel se determinó que se estaban erosionando las paredes y el piso del túnel ubicado en el cruce de Nogales, según la Comisión Internacional de Límites y Aguas de Estados Unidos.

Rebecca Rizzuti, abogada de la comisión, dijo que corresponde a la GSA emitir conclusiones sobre la condición del túnel.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario