Associated Press 01 agosto 2016

EEUU estudia cómo regular triciclos motorizados

PROVIDENCE, Rhode Island, EE.UU. (AP) — Es más que una moto, pero menos que un auto. El triciclo motorizado —llamado en inglés "autocycle"— tiene dos ruedas traseras y una delantera. También tiene volante, pedales y hay modelos con toda una carrocería cerrada para comodidad del conductor y a veces un pasajero.

Algunos mototriciclos están diseñados para la diversión, otros para optimizar la eficiencia de combustible. Sus precios oscilan entre 6.800 y 65.000 dólares. Debido a su naturaleza híbrida y novedosa, los gobiernos estatales en Estados Unidos tienen problemas para regularlo, así como a sus conductores.

Rhode Island se ha sumado a decenas de estados que elaboran normas para clasificar al mototriciclo y permitir que los conductores los manejen sin licencia para motociclista. Maryland emitió sus normas el lunes.

John Gablinske, de 60 años, anda en moto desde hace 40 años, pero la edad y la pérdida de varios dedos le obligaron a buscar una alternativa. El vecino de Bristol, Rhode Island, encontró lo que buscaba en un negocio en Massachusetts que vendía el Polaris Slingshot.

Describe al vehículo convertible de dos asientos como un "kart para adulto", en el cual puede viajar con su esposa por caminos y rutas a velocidades normales.

"Me da la sensación de libertad sin tener que andar en una moto", dijo Gablinske. "Estaba encantado. Entonces fui a registrarlo y descubrí que es ilegal en Rhode Island".

Los fabricantes como Polaris Industries han cabildeado ante los gobiernos de los estados durante años para que legalicen los vehículos y los distingan de las motos, a fin de que los usuarios puedan adquirirlos sin tener que saber cómo manejar uno de dos ruedas.

También piden que se exima a los que viajan en mototriciclo del uso del casco, sobre todo si tiene una cabina dura.

Entre las empresas que más han presionado a los legisladores está una que ni siquiera ha empezado a fabricar sus mototriciclos: Elio Motors. Haciendo alarde del escaso consumo de combustible que tienen sus prototipos, la compañía, asentada en Phoenix, ya tiene más de 55.000 pedidos. Tras años de demoras, ha anunciado planes de empezar el ensamblaje el año próximo en una fábrica en Shreveport, Louisiana.

"Lo importante es salir primero del proceso burocrático", expresó Joel Sheltrown, vicepresidente de asuntos gubernamentales para la empresa, quien era antes un legislador en Michigan.

Desde 2014, Sheltrown ha estado activo en su estado de Michigan y en otros como Vermont y Idaho, presionando a las legislaturas locales para que aprueben leyes que permitan el tránsito de los innovadores vehículos.

Muchos estados le han dado el visto bueno a las nuevas máquinas, pero otros no. Algunos exigen que estén equipados con cinturones de seguridad, bolsas de aire y parachoques. Otros exigen que el conductor lleve siempre un casco, aunque ello depende de la edad del conductor y de si tienen cabina cerrada o no.

En Maryland, donde la agencia de transporte realizó el lunes un evento para publicitar las nuevas normas, el casco es obligatorio si no hay cabina, pero no si la hay. Esas normas entraron en vigencia el mes pasado.

La ley de Rhode Island fue aprobada el mes pasado.

"Rhode Island hizo lo que tenía que hacer, que es eximir a la gente de usar casco obligatoriamente, y de tener licencia especial para conductor de motocicletas", dijo Sheltrown.

Gablinske no perdió nada de tiempo y ya está manejando su mototriciclo por su poblado costero.

"Es algo tan exótico que me siento como una celebridad donde quiera que voy", comentó.

___

El periodista de la AP Brian Witte contribuyó a este despacho desde Annapolis, Maryland.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario