EEUU 10 octubre 2016

EEUU: Corte Suprema discute imparcialidad de jurado

WASHINGTON (AP) — No hubo la menor sutileza en los insultos que habría pronunciado el miembro de un jurado en Colorado durante las deliberaciones de un caso en que un hispano estaba acusado de toquetear a niñas adolescentes.

Según otros dos jurados, su colega decidió que el acusado Miguel Ángel Peña Rodríguez era culpable por ser "mexicano, y los hombres mexicanos toman lo que quieren".

Ahora, la Corte Suprema deberá decidir cómo concilia dos principios del sistema legal que se enfrentan en el caso Peña: el juicio por un jurado imparcial y el secreto de las deliberaciones del jurado.

La corte escuchará argumentos el martes en el recurso de Peña para anular su condena.

La Constitución garantiza al acusado un juicio por un jurado imparcial. El secreto de las deliberaciones del jurado es un principio legal estadounidense que se remonta a más de 200 años.

En casos anteriores, el tribunal supremo se ha negado a estudiar lo dicho en la sala del jurado. El secreto, consagrado en las normas estatales y federales, tiene por intención promover el carácter final del veredicto y proteger a los jurados de las influencias externas.

En el caso de Peña, ningún otro jurado fue acusado de decir algo indebido y los 12 miembros, incluidos los dos que denunciaron las declaraciones indebidas, lo declararon culpable.

Cuando Peña fue condenado por mantener contacto sexual ilegal y acosar a dos hermanas adolescentes en un hipódromo de la zona de Denver, dos jurados le dieron a su abogado declaraciones juradas según las cuales un tercer jurado hizo observaciones despectivas sombre hombres mexicanos antes de declararlo culpable.

Los jurados atribuyeron varias declaraciones cuestionables al jurado identificado en las actas de la corte con las iniciales H.C. dijo a los jurados que había sido policía y en su zona de patrulla "nueve de cada 10 hombres mexicanos eran culpables de agresividad hacia mujeres y chicas jóvenes". También se dice que puso en duda la coartada que le proveyó un testigo hispano a Peña porque era "un ilegal". El testigo declaró que se encontraba legalmente en el país.

El caso de Peña clama por un mensaje enérgico de la corte en apoyo al derecho a un jurado justo e imparcial, dijeron sus abogados en documentos a la corte. "Prohibir a los acusados presentar testimonio de jurados que relatan declaraciones raciales prejuiciosas formuladas durante las deliberaciones castiga la garantía de jurado imparcial de la Sexta Enmienda (constitucional)", añadieron.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario