Miami 05 agosto 2016

EEUU aprueba ensayo con mosquitos genéticamente modificados

MIAMI (AP) — Autoridades federales otorgaron el viernes aprobación final a un plan para liberar en Florida mosquitos modificados genéticamente, pero ninguno de los insectos será soltado de inmediato en el combate del estado contra la propagación del virus del zika.

Después de sopesar miles de comentarios públicos, el Centro para Medicina Veterinaria de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) llegó a la conclusión de que la propuesta de la compañía biotecnológica Oxitec de liberar sus mosquitos en un barrio insular ubicado al norte de Key West no afectaría significativamente el medio ambiente, según indica un comunicado de la agencia.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Agencia de Protección Ambiental también contribuyeron a la revisión de la FDA. Funcionarios locales realizarán una votación no vinculante sobre la propuesta en noviembre entre residentes de los cayos de Florida.

La FDA dio su aprobación horas antes de que el Departamento de Salud de Florida confirmara una nueva infección con zika dentro de un radio de una milla (1,6 kilómetros) que abarca el barrio Wynwood de Miami. Esto eleva a 16 los casos de zika en el estado que no están vinculados a viajes a zonas con epidemia, además de 351 infecciones sí vinculadas.

En los cayos, Oxitec liberaría mosquitos Aedes aegypti machos, que no pican, modificados con ADN sintético para producir crías que mueren al estar fuera de un laboratorio.

El Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida se acercó a Oxitec después de una epidemia de dengue en Key West que terminó en 2010. El distrito quiere nuevas maneras de erradicar los mosquitos Aedes aegypti, a los cuales considera una amenaza significativa y costosa en la cadena insular, la cual depende del turismo.

Brasil y las islas Caimán están liberando los insectos de Oxitec como parte de otras operaciones de control de mosquitos. La compañía, una subsidiaria de Intrexon, con sede en Maryland, también ha puesto a prueba los mosquitos en Panamá.

En proyectos separados supervisados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Oxitec ha probado polillas de algodón y polillas dorso de diamante modificadas genéticamente para combatir plagas agrícolas en el país.

Activistas en contra de la existencia de organismos modificados genéticamente han criticado a Oxitec por permitir la liberación de algunos mosquitos hembra modificados, ya que éstos sí pican a humanos. La compañía ha dicho que sólo se ha liberado una cantidad muy pequeña de hembras, y ningún humano ha reportado problemas de salud por sus picaduras.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario