Associated Press 19 octubre 2016

EEUU: Aplicación ayuda a salvar la vida de paciente cardiaco

SEATTLE (AP) — Si uno va a sufrir un ataque cardiaco, sería un poco menos difícil si ocurre frente a un hospital.

Y si 41 personas en un radio de 300 metros (330 yardas) tienen una aplicación para teléfono celular que los alerte sobre la situación, mucho mejor.

Eso es lo que ocurrió en Seattle la semana pasada cuando Stephen DeMont se desplomó en una parada de autobús frente al Centro Médico de la Universidad de Washington.

Mientras un estudiante de medicina que llegó rápidamente al sitio comenzaba a realizarle resucitación cardiopulmonar, una enfermera especializada en cardiología que salía de su turno de trabajo en el hospital recibió un alerta en su teléfono y corrió velozmente al lugar para asistir al paciente mientras llegaban los paramédicos.

Cinco días después, DeMont, de 60 años, está caminando, sonriendo y comentando sobre cómo la aplicación PulsePoint ayudó a salvar su vida.

Funcionarios de Seattle dicen que el rescate muestra el potencial que tiene la aplicación de descarga gratuita para relacionar a ciudadanos capacitados en resucitación cardiopulmonar con pacientes que requieran urgentemente su ayuda. La aplicación está siendo utilizada en 2.000 ciudades estadounidenses en 28 estados.

"Yo la puse en mi teléfono ayer", dijo la esposa de DeMont, Debi Quirk, una enfermera titulada jubilada. "Él no estaría aquí como lo vemos hoy".

Las autoridades de Seattle esperan que la historia de DeMont ayudará a persuadir a miles de personas más a inscribirse para recibir notificaciones. Hasta ahora, aproximadamente 4.000 personas en Seattle han descargado PulsePoint desde que la ciudad adoptó la aplicación a inicios de este año con apoyo financiero de un foro caritativo de empleados en Boeing. La meta es tener 15.000 personas utilizándola.

La aplicación, desarrollada por Richard Price, un ex jefe de bomberos en el norte de California, funciona a través del sistema de llamadas de emergencia al número 911 de la ciudad. Cuando llega una llamada, las operadoras alertan a las personas que se encuentren dentro de un cierto radio que se requiere asistencia para resucitación cardiopulmonar, así como sobre la ubicación del desfibrilador portátil más cercano.

Aproximadamente 900.000 personas en todo el país han descargado y traen la aplicación, y 34.000 personas han sido autorizadas para responder, señaló, al tiempo que agregó que se han emitido alertas en 13.000 eventos de problemas cardiacos.

A Price se le ocurrió la idea en 2009, comentó. Estaba en un restaurante cuando escuchó sirenas de sus cuadrillas del Departamento de Bomberos del Valle de San Ramón. Mientras se preguntaba a dónde se dirigían, ellos llegaron al restaurante.

"El paciente estaba inconsciente, sin reaccionar. Yo estaba a 20 pies (seis metros) de distancia al otro lado del muro", dijo Price. "Todo el tiempo que estuve escuchando esa sirena podría haber estado haciendo una diferencia".

___

Johnson está en Twitter como: https://twitter.com/GeneAPseattle

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario