Mundo 15 febrero 2017

EEUU: "Ahora se pueden decir profanidades" en la política

RICHMOND, Virginia, EE.UU. (AP) — Un aspirante republicano tan franco como combativo afirma que ya no hay límites para lo que se puede decir. Candidatos insurgentes apelan al populismo. Figuras de trayectoria a la defensiva. Un ex astro de la televisión con ambiciones políticas.

Las contiendas para gobernador de los estados de Virginia y Nueva Jersey parecen por momentos una repetición de la última elección presidencial.

Está, por ejemplo, Corey Stewart, ex director de la campaña de Donald Trump en Virginia, quien dice que la victoria del magnate ha liberado a los candidatos para que "sean ellos mismos".

"Puedes decir profanidades. Ser políticamente incorrecto", afirmó Stewart, uno de tres candidatos que desafían al ex presidente del Comité Nacional Republicano Ed Gillespie por la nominación de su partido en Virginia.

Al mejor estilo de Trump, Stewart se burla de Gillespie, a quien describe como "Establishment Ed", o "Ed, el del establishment". Stewart, presidente de la junta de supervisores del condado de Prince William, en las afueras de Washington, sorteó un rifle y protestó los planes de Charlottesville de retirar una estatua del general Robert E. Lee, diciendo en un tuit que "la izquierda no respeta nuestra historia".

En Nueva Jersey, el ex cómico de "Saturday Night Live" y partidario de Trump Joe Piscopo analiza la posibilidad de postularse como independiente.

Los gobernadores de ambos estados, el republicano Chris Christie en Nueva Jersey y el demócrata Terry McAuliffe en Virginia no pueden volver a postularse porque cumplieron dos mandatos y no hay grandes favoritos por ahora.

Estas son las dos contiendas electorales más importantes de este año y son consideradas por los demócratas como un posible referendo sobre Trump y una forma de medir cuáles son los puntos fuertes del partido tras la derrota electoral de noviembre.

Los demócratas tienen solo 16 gobernaciones y alzarse con alguna más podría ayudarlos a ganar influencia con miras a la redistribución de distritos electorales tras el censo del 2020. La distribución actual de distritos favorece a los republicanos.

Organizaciones nacionales ya han dicho que están dispuestas a aportar dinero para las dos contiendas. La Asociación de Gobernadores Republicanos dio 5 millones de dólares a la campaña de Virginia. En Nueva Jersey los reguladores esperan que se batan récords de gastos en la puja.

"Todos quieren que esto sea un referendo sobre Trump", comentó Tarina Keene, directora ejecutiva de NARAL Pro-Choice de Virginia. "Queremos preparar el terreno para ganar (las elecciones de mitad de término) en el 2018 y asegurarnos de que los planes de Trump no van a ningún lado".

Los republicanos navegan contra la corriente en ambos estados. En Nueva Jersey los demócratas tienen unos 800.000 votantes más que los republicanos. Virginia es tal vez un estado reñido, pero los demócratas ganan todas las elecciones estatales desde el 2009 y Hillary Clinton superó a Trump por más del 5% en las presidenciales de noviembre.

John Fredericks, conductor conservador de un programa radial que colaboró con la campaña de Trump en Virginia, sostiene que los republicanos no tienen nada que perder y los demócratas sí. "Si ganan los republicanos, enviarían un gran mensaje de que el movimiento de Trump está creciendo".

Los demócratas dicen que las medidas de Trump sobre los inmigrantes, los refugiados, el aborto y el derecho al voto deberían ayudarlos, en tanto que los republicanos piensan que los esfuerzos de Trump por crear empleos serán recompensados.

En Nueva Jersey, el asambleísta demócrata John Wisniewski se presenta como un insurgente al estilo de Bernie Sanders a pesar de que lleva dos décadas en cargos públicos y ha sido presidente del partido en su estado. Su principal rival en la batalla por la nominación demócrata es el millonario de Wall Street Phil Murphy, un ex ejecutivo de Goldman Sachs y embajador del gobierno de Barack Obama en Alemania, que representa el establishment demócrata.

El senador Cory Booker, de Nueva Jersey, dijo que apoyaba a Murphy en parte porque puede entorpecer los planes de Trump.

"Es fundamental para nosotros tener un aliado en Trenton (la capital de Nueva Jersey) que colabora con nosotros a diario", sostuvo.

Piscopo, que se hizo famoso imitando a Frank Sinatra, otro nativo de Nueva Jersey, tomará una decisión en los próximos meses.

"Donald Trump es uno de esos candidatos que se presentan una vez en la vida", declaró. "Dicho esto, lo que me inspira es el movimiento de la gente, la voluntad de la gente".

No está claro qué participación tendrá Trump en las contiendas. Un solo tuit de Trump a favor o en contra de un candidato puede alterar toda la dinámica de las primarias republicanas y el magnate ha dejado saber que está dispuesto a apoyar a candidatos en contiendas que los presidentes generalmente ignoran.

___

Catalini informó desde Trenton, Nueva Jersey.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario