Mundo 16 mayo 2016

Ecuatorianos recuerdan devastador terremoto de abril

PEDERNALES, Ecuador (AP) — Una gigantesca bandera de Ecuador se desplegó el lunes cerca de la playa de Pedernales para conmemorar un mes del devastador terremoto que dejó 660 muertos y pérdidas económicas por unos 3.000 millones de dólares en la costa central de Ecuador.

Tras cantar el himno nacional, las personas se dispersaron por las calles de esta población, en donde aún "no se ha podido retirar alrededor de un 70% de los escombros, terminaremos el proceso en dos o tres meses más", dijo a la AP, el concejal de esa ciudad, Moisés Bota.

A las 18.50 horas del 16 de abril, un terremoto de 7,8 grados de magnitud remeció a Ecuador durante al menos 42 segundos y dejó 660 fallecidos, y graves daños en ciudades como Pedernales, donde solo dos o tres edificios quedaron en pie; Manta, 50% de cuyo sector hotelero se fue al suelo, y Portoviejo, en la que fue borrado su centro comercial y bancario.

El presidente Rafael Correa, en su cuenta de twitter, dijo que "exactamente hace un mes, nos golpeó la peor tragedia de las últimas siete décadas". Expresó que "el dolor es inmenso, pero mayor es la esperanza. Este desastre probó la fibra del pueblo ecuatoriano, y nos podemos sentir orgullosos".

Añadió que "demostramos que somos un país que sabe unirse por encima de las diferencias. Los actos heroicos son incontables".

Los pobladores de Pedernales buscan retomar sus actividades. Para empezar duermen en las interminables hileras de carpas azules y blancas, todas de Acnur, pero tratan de salir a cocinar en lo que queda de sus casas o visitar el sitio donde estaban sus viviendas.

Fabio Murillo, vive en un albergue en Pedernales. Relató a la AP que no le falta nada, pero que "esperamos que pase un poco de tiempo para ir a rehabilitar nuestras casitas, esperamos un poco más para regresar y ver si el gobierno nos ayuda en algo para parar nuestras casitas".

Algunos pescadores se hacen a la mar con la esperanza de que alguien pueda comprarles lo pescado a su retorno.

Estrella Vera, de 62 años y madre de 10 hijos, comentó a la AP: "Dicen que nos quieren sacar de aquí (vive en un pueblo llamado Chorrera, cerca de Pedernales), ¿a dónde nos van a llevar? Somos pescadores, no tenemos otro sector pesquero libre a donde ir. Nosotros nos quedamos y vamos a rehacer este pueblo como sea".

Un autobús recoge a cuanto niño encuentra en la calle y les lleva a ofrecer actividades lúdicas y educativas a cargo de sicólogos y expertos en entretenimiento.

La UNICEF, en un comunicado dijo que "un mes después, miles de personas viven en refugios informales sin servicios básicos y 120.000 niños están en necesidad urgente de espacios temporales de aprendizaje".

Reconoció que la respuesta inmediata del gobierno permitió "que el 75% de los niños hayan podido regresar a la escuela, más de 30.000 personas están acogidos en refugios oficiales y reciben asistencia básica y apoyo psicológico y médico".

Correa estimó que los daños del sismo llegarían a unos 3.000 millones de dólares.

----------

La fotógrafa Dolores Ochoa reporta desde Pedernales y el corresponsal Gonzalo Solano en Quito.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario