Mundo 16 febrero 2017

Ecuador: el legado de Rafael Correa de cara a las elecciones

CALDERÓN, Ecuador (AP) — En un sector popular a las afueras de esta ciudad ecuatoriana el hospital Docente Calderón se levanta majestuoso entre miles de viviendas humildes. En su interior se atiende a pacientes de escasos recursos que no pueden pagar servicios tan elementales como consulta médica y mucho menos algo tan complejo como una cirugía.

"Antes no era así. Antes teníamos que viajar a Quito a la madrugada, muchas veces alquilando camionetas (por falta de transporte público), para coger turno y quedarnos en el hospital todo el día casi en ayunas. Era como mendigar que nos atendieran", dijo William Rezabala a The Associated Press mientras recibía un tratamiento de diálisis en el hospital. "Aquí me atienden muy bien, me tratan casi como familia".

Donde ahora se erige este moderno y pulcro edificio antes había un potrero con algunos árboles de eucalipto. No fue sino hasta 2015 que Docente Calderón fue inaugurado, por lo que antes los miles de habitantes del lugar estaban obligados a viajar al menos a una hora de sus casas para recibir atención médica.

Docente Calderón es sólo uno de los 15 hospitales que el gobierno abrió en los últimos seis años en zonas pobres de todo el país. Los centros de salud forman parte de la planificación nacional de atención médica del presidente Rafael Correa, quien dejará el poder después de diez años y tras haber ganado tres elecciones de manera consecutiva desde 2006.

Ahora que su presidencia llega a su fin los ecuatorianos se preguntan qué sucederá con la estabilidad económica y política que han obtenido.

A pesar de los retos financieros que actualmente enfrenta Ecuador -en gran medida ocasionados por la caída de los precios del petróleo, principal producto de exportación nacional- el país mantuvo un progreso notable durante años y la gestión de Correa impulsó planes de vialidad y grandes obras de infraestructura pública así como proyectos hidroeléctricos, de salud y educación que son reconocidos por simpatizantes y detractores.

Cuando Correa llegó al poder en enero de 2007 pregonaba una ruptura con las agrupaciones políticas de entonces. Según decía, éstas habían provocado una época de ingobernabilidad caracterizada por el derrocamiento de tres presidentes en una década y la adopción del dólar como moneda nacional en el año 2000. En aquel entonces la crisis económica era tan grande que causó la quiebra de más de la mitad de los 42 bancos del país y Ecuador estaba al filo de la hiperinflación.

Un año después de asumir la presidencia Correa modificó la constitución y demolió a los partidos políticos tradicionales, cuyos dirigentes prácticamente desparecieron del mapa, entre otros profundos cambios.

La relativa tranquilidad económica y política que logró en la última década será una herencia difícil de mantener para cualquiera de los ocho candidatos que sueñan con reemplazarlo en las elecciones del próximo 19 de febrero.

Mauricio Gándara, analista y ex canciller, dijo a AP que "hemos tenido una tranquilidad política pero Correa no ha dado tranquilidad económica, ni prosperidad. El que ha traído un sentido de abundancia es el alto precio del petróleo".

Ahora el futuro del país ya no dependerá de Correa sino del sucesor que elijan los más de 12 millones de electores.

Los postulantes son el candidato oficialista Lenin Moreno, adelante en las encuestas con un apoyo de entre 28% y 35%, el opositor y banquero de derecha Guillermo Lasso, con un 22% en promedio, la derechista Cynthia Viteri con 12% y el exalcalde de Quito, Paco Moncayo, con un 8%. Hay otros cuatro candidatos que tienen menos de 3% de apoyo.

El país que deja Correa no es el mismo que recibió pero tampoco está libre de preocupaciones. A la mayoría de los ecuatorianos les angustia la falta de liquidez de las arcas fiscales, que durante meses obligó al cierre o reducción de puestos de trabajo, así como a la notable disminución de la actividad del sector comercial y productivo.

Como harían los candidatos presidenciales de cualquier país, los ocho posibles sucesores de Correa dicen tener la solución a los problemas aún no resueltos por él e incluso aseguran que podrían mejorar la situación: unos prometen que crearán miles -y hasta millones- de empleos mientras que otros proponen reformas constitucionales para derogar leyes lesivas para los ciudadanos. Algunos, incluso, ofertan acceso a crédito barato.

Sin embargo, al nuevo presidente de Ecuador le espera un gran reto. Cuando la cotización del petróleo cayó la caja fiscal entró en un proceso de iliquidez que se mantiene y que se ha sentido especialmente en los retrasos en el pago a los proveedores del Estado y el frenazo en las actividades productivas y la economía en general dado que el gobierno es el principal inversionista y creador de fuentes de trabajo.

Correa dejará la presidencia en mayo pero nadie espera que se aleje por completo de la política. Aunque el mandatario de 53 años adelantó que planea mudarse a Bélgica -de donde es su mujer- para dedicarse a caminar por las calles sin ser asediado por periodistas, también declaró a la prensa local que su retiro podría ser breve.

El analista y catedrático de la Universidad san Francisco, Farid Simon, afirmó que la ausencia de Correa en el Ejecutivo "no es tan importante porque hay una estructura institucional hecha a imagen y medida de Alianza País (el partido de gobierno)".

Incluso los críticos de este líder irascible han reconocido el papel que Correa ha jugado en la mejora de la autoestima de su país. Por ello los ocho candidatos que compiten para sucederlo hablan de mejorar la situación sin desmantelar la dolarización y respaldan los programas sociales del actual presidente.

"Los ecuatorianos no saben lo que tienen. Viven bien y a los que necesitamos salud nos atienden gratis y de la mejor manera, cosa que no he visto en ninguno de los países que he vivido", dijo el turco de 70 años Ali Aysin que visita con frecuencia el hospital Docente Calderón y vive en Ecuador hace más de 20 años.

"Ojalá el (presidente) que venga mantenga toda esta belleza", añadió señalando el hospital mientras sus ojos se llenaban de lágrimas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario