Deportes 11 mayo 2016

Duncan busca un soplo de juventud ante el Thunder

OKLAHOMA CITY (AP) — El padre tiempo es caprichoso e implacable.

Tim Duncan cumplió 40 años el mes pasado y maravillaba entonces al mundo del basquetbol con sus logros. Desde luego, se había reducido su número de minutos en la cancha, pero desempeñó un papel protagónico para que los Spurs lograran la mejor foja como locales en su historia durante la temporada regular.

Repentinamente, la edad de Duncan ha sido evidente en la postemporada.

Ha tenido problemas en los últimos dos encuentros de la semifinal de la Conferencia del Oeste, contra la joven línea frontal de Oklahoma City, que cuenta con Steven Adams y Enes Kaneter. En el tercer partido de la serie, Duncan no anotó en 12 minutos, cometió cuatro faltas en la primera mitad y no jugó en absoluto durante el cuarto periodo.

Fueron números tristes para un jugador 15 veces elegido al Juego de Estrellas, cinco veces campeón de la NBA y tres veces nombrado el Jugador Más Valioso de la final.

Ahora, Duncan tendrá que asemejarse más al jugador que era antes, si es que quiere que los Spurs sigan con vida en la campaña. De conseguirlo, Duncan podría prolongar también su propia carrera.

Su contrato incluye una alternativa del jugador para renovarse durante la próxima campaña, pero Duncan no ha dejado claro qué quiere hacer.

Cuando se le preguntó qué estaba haciendo para superar a Duncan, Adams respondió "nada".

Tal vez no quiere dar una motivación adicional a un futuro miembro del Salón de la Fama.

Adams y Kanter han frenado también a LaMarcus Aldridge, quien promedió 39,5 puntos y atinó el 75% de sus disparos en los primeros dos compromisos. Esas cifras han caído a 21,3 y 36,7 respectivamente en los últimos tres enfrentamientos.

"Él tuvo muchas oportunidades", dijo Kawhi Leonard acerca de Aldridge después del quinto partido. "Simplemente los disparos no entraron. Así es el basquetbol. Una vez que juguemos del modo correcto, encestemos los tiros y nos esforcemos, podremos lograrlo".

Adams, pívot neozelandés de 2,13 metros (siete pies), ostenta un promedio de 10,2 puntos y 12 rebotes en esta serie. Kanter, alero turco de 2,10 metros (seis pies y 91 pulgadas), promedia nueve unidades y 7,6 rebotes.

Normalmente no juegan juntos, pero ambos han estado en la cancha en la recta final de los últimos dos partidos. El entrenador del Thunder, Billy Donovan, dijo que Kanter y Adams han dado éxito a ese experimento.

"Les doy mucho mérito, porque si bien hicimos esto pocas veces en la campaña regular, luego de verlos en las prácticas y de hablar con ellos los vimos trabajar juntos", comentó Donovan.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario