Mundo 16 abril 2016

Duelo nacional en Uruguay tras paso de devastador tornado

DOLORES, Uruguay (AP) — El gobierno de Uruguay decretó duelo nacional para el domingo por los cuatro muertos y más de 30 heridos, cinco de ellos graves, que dejó el insólito tornado que sorprendió el viernes a los habitantes de la pequeña ciudad uruguaya de Dolores.

La presidencia uruguaya decretó el sábado el duelo nacional para el domingo, con banderas que ondearan a media asta en todas las instituciones públicas por la "catástrofe climática" ocurrida en Dolores, en el departamento de Soriano. El presidente Tabare Vázquez se desplazará el domingo a la zona.

El número de víctimas fatales descendió el sábado a tres después que las autoridades anunciaron oficialmente cuatro el viernes, pero volvió a subir a cuatro —tres hombres y una mujer— con el fallecimiento de una persona en el transcurso de la mañana del sábado.

Además hay más de 30 heridos, tres de ellos menores de edad "muy graves" ingresados en urgencias, informó el ministro de Salud, Jorge Basso, en rueda de prensa. Otros tres niños permanecen ingresados en otros hospitales en procesos postoperatorios.

Otros 18 pacientes —15 adultos y tres menores— que estaban ingresados en el hospital de Dolores debieron de ser trasladados a otras dependencias por el daño que sufrió la infraestructura del edificio, precisó Basso.

Junto a esto, unas 200 personas registraron lesiones de "escasa entidad", según un comunicado de la intendencia de Soriano publicado el sábado.

El Ministerio del Interior informó que otras 15 personas —siete mayores y ocho menores— se mantienen evacuadas luego que sus hogares sufrieran serios daños y se encuentran alojados en dependencias públicas o sociales. Un gran número de personas decidieron evacuar sus viviendas, pero no se han registrado denuncias de desaparecidos. Dolores fue inmediatamente declarada en estado de emergencia.

"Fue un tornado de mucha gravedad que devastó gran parte de Dolores", evaluó el prosecretario de la Presidencia de la República y director superior del Sistema Nacional de Emergencias (SINAE), Juan Ándres Roballo, en rueda de prensa.

La situación en la ciudad era "devastadora", según presenció un periodista de The Associated Press que pudo constatar cómo los lugares por donde pasó el tornado estaban completamente arrasados. El fenómeno destrozó a su paso casas y construcciones de ladrillos en cuestión de minutos. Además, era llamativa la presencia de chapas de metal de los tejados por el suelo, así como adosadas a los árboles por la fuerza del evento climático.

Las labores de rehabilitación se iniciaron el sábado con la retirada de las vías de objetos que entorpecían el tránsito. La intendencia de Soriano solicitó a través de las redes sociales a los viandantes que circulaban por las calles "sin necesidad", es decir tomando fotos y observando trabajos, que regresaran a sus hogares, y recordó que se mantiene el alerta meteorológico y existen riesgos, además de que entorpecen la labor de los equipos de emergencia.

Una gran parte de los vecinos perdió sus hogares y absolutamente todo al paso del tornado, y el sábado trabajaban en poner en pie lo poco que había quedado, constató la AP.

"Escuchamos un ruido ensordecedor, nos metimos y enseguida se sintió que nos robaban el techo, que nos sacaban las paredes", relató a la AP abatido y con lágrimas en los ojos Waldemar Angel Magallanes, residente de Dolores. "En cuestión de segundos no nos quedó nada. Fue lo peor que me ha pasado en la vida, me quedé sin nada, sin nada. Todo el trabajo de mi vida en unos segundos se acabó".

Shirley Benitez, que tenía un almacén de insumos al lado de su hogar, explicó que "pasó lo que pasó en uno o dos segundos y nos dejó en la calle, no nos quedó nada, del almacén quedó todo destruido, no pudimos rescatar nada".

Hugo Armand Pilón, pastor evangélico, también lamentó el nivel de devastación del tornado.

"Dolores es una tragedia. Como sociedad es el día después para ponernos todos de pie. Hay mucha gente que está sufriendo. Esto que nos tiene espantados, es inaudita la fuerza de la destrucción, nos está llegando algo que hasta ahora sólo habíamos visto por televisión", dijo el pastor de la iglesia Evangélica Valdense, que quedó completamente destruida. "Hay mucha gente que está sufriendo muchísimo y está devastada física y psicológicamente".

La mayoría de los vecinos no quiso abandonar sus pertenencias ante el temor de posibles saqueos.

"En las primeras horas posteriores al evento climático, se produjeron acciones vandálicas que fueron rápidamente sofocadas provocando la detención de cinco personas —dos menores y tres mayores— siendo derivados los menores a sus responsables", informó el Ministerio del Interior el sábado en un comunicado en que aseguró que la situación está controlada en la ciudad.

De acuerdo con la entidad son 100 los efectivos compuestos por elementos de bomberos, la policía nacional, la guardia republicana y la jefatura de Soriano desplazados en el lugar. También se informó del envío de drones para "mapear la zona y aportar información sustancial para el despliegue y la cobertura de seguridad".

Muchas de las zonas de la ciudad se mantenían el sábado sin suministro eléctrico y telefonía, y varias rutas permanecían cortadas al tránsito.

La intendencia de Soriano solicitó a quienes quieran colaborar que envíen en primera instancia sólo donaciones de alimentos y ropas de cama. Aseguró además que se brinda atención psicológica a las víctimas.

La solidaridad de los uruguayos se puso en marcha, y varios futbolistas de la selección nacional manifestaron su apoyo a través de las redes sociales. Edinson Cavani envió un video de apoyo y "mucha fuerza a toda la gente de Dolores". También lo hizo la estrella del Barcelona e icono del fútbol uruguayo Luis Suárez, a través de Twitter, entre muchos otros.

"Todo mi apoyo y fuerza para las familias de Dolores. #TodosPorDolores", afirmó el delantero del club español Barcelona.

Las autoridades recordaron a la población la necesidad de mantenerse en estado de alerta, ya que se mantiene la situación de crisis climática.

Dolores es una ciudad de unos 25.000 habitantes ubicada en una zona agrícola del departamento de Soriano, 265 kilómetros al oeste de Montevideo.

___

El camarógrafo de The Associated Press en Uruguay, Diego Casal, contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario