Mundo 27 octubre 2016

Dos sismos sacuden Italia; algunos edificios colapsan

ROMA (AP) — Un par de potentes temblores sacudieron el miércoles el centro de Italia, ocasionando que algunas iglesias y edificios colapsaran, además de causar fallas en el suministro eléctrico y provocar que algunos atemorizados residentes salieran a las calles en medio de un fuerte aguacero apenas dos meses después de que un poderoso terremoto dejó un saldo de casi 300 muertos.

Pero horas después de los terremotos, no había reportes de lesionados graves, ni indicios de personas atrapadas en los escombros, aunque un puñado de personas recibieron atención médica por heridas leves o ansiedad en hospitales de las zonas más afectadas en Umbría y Le Marche, comentó el jefe de la agencia de protección civil de Italia, Fabrizio Curcio.

Un hombre de 73 años murió de un ataque cardiaco, posiblemente provocado por los sismos, dijeron autoridades locales a la agencia de noticias ANSA.

"En resumen, la información hasta ahora es que no es tan catastrófico" como pudo haber sido, dijo Curcio.

Los sismos de hecho fueron réplicas del movimiento telúrico del 24 de agosto que azotó una extensa región del centro de Italia y que demolió construcciones en tres poblaciones y sus aldeas cercanas, indicaron los sismólogos. En esta ocasión varios pueblos también sufrieron daños graves, y algunas viviendas cerca del epicentro, en Visso, se desmoronaron.

El primer sismo se presentó a las 7:10 p.m. y tuvo una magnitud de 5,4. Pero el segundo fue ocho veces más potente, 6,1, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Debido a que muchos de los habitantes ya habían dejado sus viviendas y planeaban pasar la noche en sus automóviles o en algún otro lugar, no estaban en casa al momento de la segunda réplica dos horas después, lo que posiblemente les salvó la vida, comentaron las autoridades.

"Fue de una violencia nunca antes vista. Muchas casas colapsaron", dijo el alcalde de la seriamente afectada localidad de Ussita, Marco Rinaldi, a la televisora Sky TG24. "La fachada de una iglesia se derrumbó. Ya hemos sentido demasiados terremotos. Este es el más fuerte que he sentido en toda mi vida. Fue algo terrible".

Rinaldi dijo que dos ancianos fueron rescatados de su casa, en donde quedaron atrapados, y aparentemente están en buen estado. Unas 200 personas en Ussita planeaban dormir en las calles, ante la imposibilidad de montar tiendas de campaña a esas alturas de la noche.

Tras describir el sismo como "apocalíptico", el alcalde dijo que el pueblo y las aldeas cercanas quedaron "devastados".

Una iglesia colapsó en el antiguo pueblo de Norcia, en Perugia, conocido por su monasterio benedictino y sus carnes curadas. Un campanario que resultó dañado el 24 de agosto se desplomó y dañó una construcción en Camerino, informó ANSA. En otras partes, varios edificios sufrieron daños, aunque muchos de ellos en zonas declaradas inhabitables tras el sismo de agosto, en el que partes de tres poblaciones resultaron afectadas.

En la cercana Visso, vecinsos envueltos en mantas llenaron un centro de la Cruz Roja y el alcalde señaló que su prioridad era conseguir a la gente agua y algo caliente para comer o beber. Las autoridades preparaban espacios para dormir en el centro y un gimnasio cercano.

"Mañana por la mañana necesitaremos darles baños y algo que comer. Eso es lo siguiente. Después, por supuesto, tendremos que empezar a levantar tiendas", dijo el alcalde, Giuliano Pazzaglini.

Muchos habitantes de la ciudad pasaron la noche en sus autos mientras réplicas más pequeñas seguían sacudiendo la ciudad durante la noche.

"Estamos sin luz, en espera de los cuerpos de emergencia", dijo Mauro Falcucci, alcalde de Castelsantangelo sul Nera, cerca del epicentro. En declaraciones a Sky TG24, comentó. "No podemos ver nada. Es complicado. Realmente complicado".

Dijo que algunos edificios colapsaron, pero no hay reportes inmediatos de víctimas en su comunidad. Añadió que la oscuridad y las lluvias dificultan una evaluación completa.

___

La periodista de la AP Colleen Barry, en Milán; el periodista de ciencia de la AP Seth Borenstein, en Washington; Alessandra Tarantino desde Visso, Italia, y Valentina Onori en Ussita, Italia, contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario