Associated Press 25 noviembre 2016

Dos reos escapan de prisión en California; cortaron barrotes

SAN JOSE, California, EE.UU. (AP) — La policía de California pidió la ayuda del público para encontrar a un par de presos potencialmente peligrosos que escaparon la víspera del Día de Acción de Gracias después que cortaron los barrotes de la ventanilla de una celda y utilizaron sábanas como cuerda para descender hasta el suelo.

El sargento de la policía del condado Santa Clara, Rich Glennon, dijo que cuatro presos se descolgaron por la ventanilla desde un segundo nivel de la principal prisión local el miércoles en la noche y dos fueron capturados casi de inmediato.

La policía difundió fotografías de los barrotes cortados y las sábanas atadas a uno de ellos, pero dijo desconocer qué herramientas utilizaron los presos o cómo las consiguieron.

"No fueron encontrados instrumentos dentro de la celda o en la zona circundante", declaró Glennon.

Identificó a los evadidos como Rogelio Chavez y Laron Campbell.

Chavez, de 33 años, y Campbell, de 26, afrontan posibles cadenas perpetuas si se les declara culpables de robo, extorsión, privación ilegal de la libertad y otros cargos por los que estaban presos.

La policía solicitó la asistencia del público para localizarlos y advirtió que la persona que los vea llame al número de emergencias 911 y no intente capturarlos. La policía dijo desconocer si ambos están armados pero señaló que hay que considerarlos peligros.

La evasión fue descubierta por un agente que patrullaba el perímetro de la cárcel.

"Creyó haber visto algo de movimiento en las sombras, echó un vistazo y advirtió que había ropa de cama en la ventana", señaló Glennon.

Se cree que Chavez y Campbell llevaban puesta ropa de prisión que consiste de camisa naranja y pantalón gris cuando escaparon.

Chavez tiene un tatuaje distintivo en la cara que parece una gran cortada que le atraviesa el ojo izquierdo de la frente al pómulo. Lo habían fichado en agosto en la prisión del norte de California.

Una evasión similar de tres reclusos ocurrió en enero en una prisión del sur de California y las autoridades determinaron después que los presos habían preparado la fuga durante varias semanas.

Escaparon primero por los barrotes que cortaron en el quinto nivel de la prisión del condado Orange, descendieron hasta el suelo y huyeron en un vehículo que los esperaba. Las herramientas se las facilitó alguien del exterior.

Después secuestraron a un taxista y lo obligaron a que los llevara hasta el norte de California.

Luego, uno de los evadidos temía que los otros mataran al taxista y huyó con él al sur de California, donde se entregó a la policía. Los otros fueron capturados poco después en San Francisco.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario