Associated Press 11 abril 2016

Dos personas a prisión por esclavizar a inmigrantes en Ohio

TOLEDO, Ohio, EE.UU. (AP) — Un juez federal sentenció a prisión a dos hombres el lunes, por participar en una red de contrabando de jóvenes migrantes hacia los Estados Unidos y retenerlos prácticamente como esclavos en una granja productora de huevo en Ohio. Sin embargo, el juez demoró la sentencia del líder de la red, tras enterarse de que no había devuelto las pertenencias que había tomado de los familiares de las víctimas.

En 2014, agentes federales allanaron un parque de casas rodantes cerca de Marion, en donde 10 jóvenes guatemaltecos habían estado viviendo sin calefacción y muy poca comida. Algunos de ellos dijeron que fueron llevados con la promesa de asistir a la escuela en Estados Unidos o de evitar la retención en la frontera sur de Estados Unidos. Ocho de ellos tenían menos de 18 años en ese momento.

Los adolescentes y jóvenes eran obligados a trabajar en la granja y entregar la mayoría de sus ingresos para pagar su traslado a Estados Unidos, de acuerdo con los investigadores.

Uno de los jóvenes habló el lunes en la corte, donde reveló que tenía 17 años cuando fue llevado a través de la frontera y pensaba que asistiría a clases.

El hombre, cuyo nombre no se reveló para proteger su identidad, dijo que cuando se quejó, el líder de la operación, Aroldo Castillo Serrano, llamó a su padre.

El joven señaló que Castillo Serrano amenazó a su padre con tres balas y que fue entonces que comenzó a preocuparse por su familia.

Mientras la víctima presentaba testimonio, Castillo Serrano se sentó del otro lado del juzgado con los brazos cruzados y viendo fijamente al joven.

Los fiscales indican que el acusado ideó la treta, obligando a los familiares a firmar escrituras de sus propiedades en Guatemala como pago por trasladar a los jóvenes, con la garantía de que serían inscritos en escuelas.

El juez federal de distrito, James Carr, demoró parte de la sentencia porque señaló Castillo Serrano aún retenía las propiedades de los familiares. Molesto, le dijo al acusado que debía devolverlas antes de finales de junio o arriesgarse a una sentencia mucho más estricta.

El juez le dijo que "nos encargaremos de que nadie lucre de ninguna manera con los crímenes que cometió".

Castillo Serrano, guatemalteco que está ilegalmente en Estados Unidos, enfrenta la posibilidad de pasar al menos una década en prisión. El año pasado acordó declararse culpable de asociación delictuosa, trabajos forzados, manipulación de testigos y alentar al ingreso ilegal de personas a Estados Unidos.

Trillium Farms, que produce más de 2.000 millones de huevos al año en varias granjas ubicadas en la parte central de Ohio, dijo que no estaba al tanto de lo que sucedía en la granja, y no se le han presentado cargos.

El lunes, el juez sentenció a Conrado Salgado Soto a poco más de cuatro años de cárcel. Los fiscales dijeron que él dirigía la compañía que manejaba la contratación de las víctimas.

Pablo Durán Jr., a quien los fiscales señalan como el responsable de llevar a las víctimas a la granja, recibió una sentencia de poco más de un año de cárcel.

Ambos sentenciados se disculparon ante la corte.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario