Mundo 19 mayo 2016

Dos de cada 3 estadounidenses ven difícil pagar mil dólares

NUEVA YORK (AP) — Dos de cada tres estadounidenses creen que les sería difícil conseguir 1.000 dólares para una posible emergencia, de acuerdo con una encuesta exclusiva publicada el jueves, señal de que a pesar de los años de recuperación tras la Gran Recesión, el estado financiero de la gente es tan precario como siempre.

Estas dificultades financieras abarcan todos los niveles de ingresos, según la encuesta de Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research. El 75% de la gente en hogares con ingresos inferiores a 50.000 dólares anuales tendría problemas para conseguir 1.000 dólares y pagar una cuenta inesperada, pero en el nivel de 50.000 a 100.000 dólares anuales, la dificultad decreció apenas al 67%.

Incluso en el 20% más rico del país —hogares que ganan más de 100.000 dólares anuales_, el 38% dice que tendría alguna dificultad para conseguir 1.000 dólares.

"A medida que conocemos más sobre los ingresos y egresos de los estadounidenses, se vuelve bastante alarmante", dijo Caroline Ratcliffe, investigadora del Urban Institute, que estudia problemas de pobreza y ahorro para emergencias.

Se dice que tener un fondo de emergencia modesto disponible para emergencias es crucial para una buena salud financiera. Las familias que tienen siquiera un pequeño monto por fuera de sus ahorros para el retiro, entre 250 y 749 dólares, tienen menos posibilidades de ser desalojadas de sus hogares o de verse obligadas a recurrir a la asistencia pública, según el Urban Institute.

"La gente que no tiene ahorros es sumamente vulnerable", dijo Ratcliffe. "Y también tiene su costo para los contribuyentes. La falta de ahorros puede conducir a la indigencia u otros problemas".

A pesar de la falta de ahorros, dos tercios de los estadounidenses dicen sentirse optimistas acerca de sus finanzas, de acuerdo con la encuesta de AP-NORC, señal de que no tienen problemas en cuanto a sus gastos cotidianos. El problema para muchos proviene de fuerzas económicas que no controlan, como una caída del mercado accionario que pone en peligro su empleo o una cuenta médica inesperada, riesgos que han destruido la confianza de la mayoría en la economía estadounidense en general.

Pero ante una cuenta inesperada de 1.000 dólares, la mayoría dijo que probablemente no contaría con el dinero en forma inmediata. Un tercio tendría que pedir prestado a un banco o amistades y familiares, o pagar con tarjeta de crédito. El 13% dejaría de pagar otras cientas y el 11% dijo que no pagaría.

La encuesta Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research fue realizada por NORC entre el 14 y el 18 de abril. Se basó en en entrevistas por internet o teléfono de 1.008 adultos que son miembros del papel AmeriSpeak de NORC, que es representativo de la población nacional. El margen de error es de 3,7 puntos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario