Mundo 14 septiembre 2016

Dominicana demanda a Miami por confundirla con hombre

SANTO DOMINGO, República Dominicana (AP) — Una exfuncionaria dominicana demandó al condado estadounidense de Miami-Dade y a su sistema correccional por cinco millones de dólares por confundirla con un hombre y encerrarla durante 10 horas en una celda con otros 40 detenidos.

"Es una violación directa de los derechos civiles", dijo por teléfono a The Associated Press David Kubiliun, abogado de Fiordaliza Pichardo. Sostuvo que su cliente "fue humillada" por el sistema correccional de Miami-Dade, personal médico de esa institución y por los demás presos.

Pichardo, quien en 2010 fue electa regidora para un periodo de seis años por el conservador Partido Reformista Social Cristiano en la ciudad de Bonao, 90 kilómetros al norte de Santo Domingo, fue detenida en noviembre de 2013 en el aeropuerto de Miami por cargos de narcotráfico pendientes desde 1988.

Según la acusación, Pichardo había utilizado en el pasado el nombre de Maritza Zeballoz con el que había sido acusada de narcotráfico en Nueva York junto a tres hombres.

Al enviarla a una cárcel para hombres, las autoridades "mostraron deliberada indiferencia hacia la seguridad y bienestar" de Pichardo, insistió Kubiliun.

Según la demanda, pese a que Pichardo fue registrada como mujer en el momento de su arresto en el aeropuerto, una revisión médica a su llegada al centro de detención indicó que tenía "características masculinas no tradicionales" por lo que una enfermera la revisó físicamente y determinó que tenía órganos reproductivos masculinos que posiblemente habían sido alterados.

Aunque Pichardo insistió de forma reiterada que era mujer y no se había sometido nunca a ninguna operación de cambio de sexo, fue ingresada a una celda para varones en el centro correccional West Metro en la que estuvo detenida toda la noche con unos 40 hombres.

"Vivir eso fue terrible", dijo Pichardo el miércoles en conferencia de prensa en Santo Domingo acompañada por Kubiliun.

Pichardo y su abogado aseguran que desconocen a qué se referían las enfermeras y las autoridades del sistema correccional al asegurar que tenía "características masculinas no tradicionales". "Yo vengo de un lugar donde a la mujer se le enseña a cuidar su cuerpo", dijo la exfuncionaria.

Kubiliun consideró que esos términos fueron usados para "encubrir sus acciones ilegales. Estamos en el proceso de averiguar cuáles esa motivaciones".

Haberla confinado en una celda para varones puso a Pichardo en peligro de ser objeto de "acoso, abuso y posible violación", de acuerdo con la demanda.

Durante las horas de detención Pichardo "fue humillada y degradada al ser examinada, fotografiada desnuda y vista con morbo por guardias masculinos", según la demanda. La mujer indicó que en varias ocasiones la obligaron a quitarse la ropa y ser examinada.

Pichardo explicó que de forma independiente al monto de la indemnización que demanda "sólo le pido a Dios una sentencia" en contra de quienes la humillaron y confundieron con un hombre. La demanda de Pichardo incluye como acusados individuales al personal de enfermería que la revisó aquella noche.

"Lo que estoy haciendo ya no es por mí, sino por las mujeres del mundo; no puedo dejar las cosas así", insistió la dirigente política de 53 años y madre de tres hijos.

Luego de pasar la noche en la celda para hombres las autoridades del centro correccional volvieron a examinarla al día siguiente y determinaron que se habían equivocado.

Pichardo salió bajo fianza y meses después un tribunal levantó los cargos por narcotráfico.

La vocera del sistema correccional de Miami-Dade, Chandra Gavin, dijo el miércoles que esa institución no emite comentarios sobre litigios pendientes.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario