Associated Press 12 septiembre 2016

Documentos de identidad alivian la carga de inmigrantes

DETROIT (AP) — Los documentos de identidad que emiten muchas municipalidades para facilitar la vida de los pobres y de los inmigrantes que se encuentran en el país sin autorización, permitiéndoles abrir cuentas de banco y dándoles acceso a servicios sociales, son usados también para una cantidad de cosas adicionales, como conseguir descuentos en farmacias o visitar museos gratis.

Se espera que estos documentos hagan que los inmigrantes sin papeles se sientan mejor en medio de una campaña presidencial en la que abundan los pedidos de mano dura hacia esa comunidad.

Las tarjetas de identidad fueron emitidas por primera vez hace casi una década en New Haven, Connecticut. San Francisco le siguió y amplió la gama de cosas que se pueden hacer con esos documentos. El año pasado Nueva York puso en marcha el programa de tarjetas de identidad más ambicioso del país.

Y pronto se podrán conseguir esas tarjetas también en Detroit.

"Lo importante para mí no es hacer hincapié en la inmigración. Hay que construir democracias inclusivas y eliminar las barreras en nuestras comunidades", declaró la concejal de Detroit Raquel Castañeda-López, quien impulsa esa medida.

Estos programas aceptan muchos tipos de documentos y hacen que a los inmigrantes sin papeles, los indigentes, los ex presos y otras personas que no tienen partidas de nacimiento ni prueba de residencia les resulte más fácil conseguir documentos de identidad. Muchos se basan en un sistema que permite a la gente sumar puntos presentando una combinación de documentos o tarjetas, incluidos pasaportes, pruebas de que se sirvió en las fuerzas armadas, de asistencia a una escuela o de que se completó una condena a prisión o un servicio comunitario.

El programa de Detroit, que comenzará a funcionar este mes, llega luego de que la Corte Suprema no pudo resolver un caso en el que se cuestionó la jurisdicción del gobierno para emitir órdenes ejecutivas dejando en suspenso la deportación de millones de personas que viven en el país ilegalmente.

Coincide asimismo con una encendida retórica en la campaña presidencial, en la que el candidato republicano Donald Trump propuso prohibir temporalmente el ingreso de todo musulmán extranjero al país y se comprometió a construir un muro a lo largo de toda la frontera con México. Detroit y sus suburbios tienen una de las comunidades árabes más grandes del país y una enorme comunidad hispana, que sigue creciendo.

Nadia Tonova, directora de la National Network of Arab American Communities (Red Nacional de Comunidades Arabe-Estadounidenses) dice que el programa constituye "un pronunciamiento firme" de apoyo "a los residentes más vulnerables".

"Considero que este tipo de mensajes son necesarios este año más que nunca", dijo Tonova, cuya entidad agrupa a 25 organizaciones de 12 estados.

Una decena de municipalidades tiene estos programas y al menos una docena más se propone lanzarlos, según agrupaciones de activistas sin fines de lucro.

Castañeda-López, quien es hija de un inmigrante mexicano y la primera hispana que sirve como concejal de Detroit, dice que los documentos de identidad no reemplazan a las licencias de conducir ni los documentos de identidad que puedan tener los estados, sino que ayudan a demostrar la residencia de una persona para conseguir servicios sociales o pedir trabajo.

Hay quienes dicen que estos programas permiten conseguir información que puede ser usada en contra de una persona. Ciudades como New Haven hacen hincapié en la confidencialidad de sus archivos.

Algunos sectores, por otro lado, opinan que no se debe usar dinero de las arcas públicas para beneficiar a personas que están en el país ilegalmente. Pero los promotores de estas iniciativas afirman que sería muy valioso aumentar los beneficios de estas tarjetas y atraer a más gente para que las use, incluidas las personas que tienen identificaciones tradicionales.

Graciela Flores, residente de Queens, Nueva York, con tres hijos, sacó su tarjeta de identidad el año pasado y dice que la usa para ir al zoológico del Bronx pagando una entrada reducida y que espera aprovechar otros beneficios.

"La aceptan en todos lados", expresó. "Nadie me pregunta nada".

El concejal de la Ciudad de Nueva York Carlos Menchaca, autor y uno de los patrocinadores de la legislación sobre esta iniciativa, dice que la municipalidad aumentó los beneficios para que la tarjeta sea más atractiva y pueda ser presentada incluso si la policía para a alguien por alguna razón.

___

Hajela informó desde Nueva York.

___

Jeff Karoub está en http://twitter.com/jeffkaroub y en http://bigstory.ap.org/author/jeff-karoub .

Deepti Hajela está en http://twitter.com/dhajela y en http://bigstory.ap.org/content/deepti-hajela

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario