Deportes 18 mayo 2016

Djokovic va por el trofeo que le falta para el Slam

Otra vez, Novak Djokovic llega al Abierto de Francia en busca del único título que le falta para completar el Grand Slam en su carrera, algo que sólo han conseguido siete hombres en la historia del tenis.

El serbio ha estado cerca de sumar el trofeo a su colección, al perder la final en tres de los cuatro últimos años.

"Sé que está buscando este título", dijo Stan Wawrinka después de derrotar a Djokovic en la final de 2015. "Espero que algún día lo consiga, porque lo merece".

Esta vez, Djokovic se juega incluso más en Roland Garros: ganador de sus 21 últimos partidos en torneos de Grand Slam, el serbio llega a París con la posibilidad de convertirse en el primer hombre en casi medio siglo que gana cuatro majors consecutivos.

Roger Federer jamás lo hizo. Tampoco Rafael Nadal, ni Pete Sampras o Bjorn Borg.

El último hombre que tuvo en su posesión los cuatro trofeos de Grand Slam fue Rod Laver, en 1969, cuando los conquistó el mismo año.

Djokovic ganó Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos el año pasado, y el Abierto de Australia en enero, por lo que tiene la posibilidad de lograr un "Nole Slam", algo así como el llamado "Serena Slam" que Serena Williams ha conseguido en dos ocasiones.

Recientemente, el número uno del mundo ha sido casi invencible en cualquier superficie y en cualquier torneo, no sólo los Grand Slams. Tiene marca de 119 desde el principio de 2015 —o sea, ganó el 93% de sus partidos— con 16 títulos en ese período.

En 2016, ganó 37 de sus 40 partidos y sumó cinco coronas.

"Tengo mucha confianza porque he ganado muchos partidos este año", dijo Djokovic. "En arcilla y todas las otras superficies".

De todas formas, para ponerle una pizca de intriga al torneo, el serbio viene de sufrir un revés, y nada menos que en polvo de ladrillo, a pocos días del inicio del Abierto de Francia el domingo. Djokovic cayó ante Andy Murray en la final del Abierto de Italia, el último fogueo para ambos antes del segundo Grand Slam de la temporada.

Djokovic no sonó muy preocupado por ese resultado, que se produjo después de dos largos y agotadores partidos ante Nadal y Kei Nishikori.

"No siento que tenga dudas o que esté estremecido por esta derrota. Por supuesto que a uno no le gusta perder", comentó. "Llego a París consciente de cómo quiero jugar, saludable y revitalizado".

Hace un año, derrotó a Nadal en los cuartos de final en Roland Garros, apenas la segunda derrota que el español sufría en 72 partidos en el torneo. Nadal, nueve veces campeón en Francia, atravesaba por un pésimo momento el año pasado, aunque parece estar recuperando el nivel que lo convirtió en el "Rey de la Arcilla".

El español ganó los títulos del Masters de Montecarlo y el Abierto de Barcelona este año, y cayó ante Murray en semifinales del Abierto de Madrid y contra Djokovic en cuartos de final en Roma.

Murray también llega en un buen momento, con tres títulos en la superficie que más problemas le ha ocasionado en su carrera.

"Nunca esperé tener los resultados que estoy teniendo en arcilla", comentó Murray, segundo del ranking mundial, después de vencer a Djokovic en Roma.

Williams ganó el título entre las mujeres en Italia, su primer trofeo en nueve meses, y espera escribir algo de historia en París. La estadounidense de 34 años busca su 22do título de Grand Slam en sencillos para empatar el récord de Steffi Graf de la era de los Abiertos, que empezó en 1968. La marca de todos los tiempos de 24 pertenece a Margaret Smith Court.

El Abierto de Francia es el único major que Williams jamás ganó en años consecutivos: sus títulos fueron en 2002, 2013 y 2015.

"He tratado de revalidar la corona una, dos veces... las cosas no salieron muy bien", dijo la número uno de la WTA. "Pero este año es diferente. Voy a estar más tranquila, no tengo presión por sentirme obligada a ganar".

___

Howard Fendrich está en Twitter at http://twitter.com/HowardFendrich

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario