Deportes 03 abril 2016

Djokovic, rey de Miami por sexta vez

KEY BISCAYNE, Florida, EE.UU. (AP) — Una parvada de pelícanos interrumpió brevemente el último game de Novak Djokovic con el saque el domingo. El serbio movió ambos brazos y sonrió como si recién hubiera ganado un campeonato.

El festejo real inició momentos después, cuando Djokovic aseguró su sexto título en Key Biscayne, con el que iguala el récord aquí, al vencer 6-3, 6-3 a Kei Nishikori en la final del Abierto de Miami. Fue además el tercer cetro consecutivo del serbio en este certamen.

Después que el japonés falló el tiro final, Djokovic saltó de felicidad cerca de la red y lanzó una patada al aire, elevándose. Durante la ceremonia de entrega de trofeo, recordó cuando ganó el torneo por primera vez, a los 19 años.

"Tengo una conexión muy especial con este torneo", dijo Djokovic al público. "En 2007 fue el título más importante que había ganado en mi carrera. Ha sido un trampolín para todo lo que llegó después. En verdad espero que la relación continúe en los años venideros".

Djokovic empató la marca de Andre Agassi de seis títulos en la rama masculina en Key Biscayne. En realidad Djokovic gana en todos lados últimamente.

El número uno del tenis tiene marca de 28-1 este año. Su única derrota llegó cuando debió abandonar el partido de cuartos de final de Dubai ante el español Feliciano López por una infección ocular.

El serbio conquistó su 28vo título en torneos de la Serie Masters, dejando atrás el récord que compartía con el español Rafael Nadal. Completó el doblete Indian Wells-Miami por tercer año consecutivo.

También llegó a 714 victorias en su carrera, con lo que superó a su ahora entrenador Boris Becker, y avanzó al 11mo lugar en la era de los Abiertos.

"Este es el hecho más importante", dijo Djokovic, riendo.

Nishikori, sexto preclasificado, encajó su sexta derrota en fila ante Djokovic, tras comprometer su situación con un irregular saque. El japonés acumuló cinco doble faltas. Djokovic se dio gusto con los segundos saques, consiguiendo cinco quiebres de servicio.

Luego de varios días de condiciones sofocantes, el clima no fue un factor, con máximas apenas en los 70 Fahrenheit (21 centígrados), pero Djokovic se aseguró que el partido no se convirtiera en una prueba de resistencia.

Logró quiebres en tres de los primeros cuatro games de Nishikori al servicio, dominando en parte porque los disparos del japonés carecían de precisión que mostró en duelos anteriores.

"Espero vencerte la próxima vez", mencionó Nishikori a Djokovic durante la ceremonia de premiación.

"Espero que no", respondió el serbio.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario