Entretenimiento 05 julio 2016

Diversidad de sonidos reinó en Bogotá durante Rock al Parque

BOGOTA, Colombia (AP) — Una diversidad de sonidos, desde punk, metal y rock indie hasta reggae e incluso cumbia, reinó en la 22da edición del Festival Rock al Parque, que el lunes concluyó su maratónica jornada en Bogotá con la actuación del grupo estadounidense Suicidal Tendencies y el baterista Dave Lombardo.

Las estridentes guitarras del conjunto californiano y la potente batería del exintegrante del grupo Slayer sacudieron a la multitud reunida en el Parque Simón Bolívar, que en tres días de actividades recibió a cerca de 300.000 asistentes, de acuerdo con los organizadores. La magna fiesta contó con la participación de 61 propuestas, entre bandas colombianas e internacionales.

Este año el festival gratuito de rock, considerado el más grande y longevo de Latinoamérica, tuvo entre sus platos fuertes a la agrupación brasileña Sepultura, que celebraba 30 años de trayectoria, así como a la banda británica Napalm Death, la polaca Decapitated y las estadounidense Sick Of It All, Baroness y Deafheaven, durante la jornada dedicada a los amantes del metal.

Los argentinos Gustavo Cordera (con su grupo La Caravana Mágica), Todos Tus Muertos y Las Manos de Filippi; el grupo venezolano Caramelos de Cianuro y los mexicanos Los Viejos y Leiden encabezaron la apuesta latinoamericana.

Este año, Rock al Parque también dedicó un espacio a las nuevas féminas que gozan de proyección nacional, como las colombianas Elsa y Elmar, Pedrina y Río y Cynthia Montaño.

La representación colombiana también incluyó a agrupaciones como Socavón, Morbid Macabre, Los Compadres Recerdos y Cuentos de los Hermanos Grind, que la noche del sábado invitaron al escenario al veterano comediante Alvaro Lemmon, conocido como "el Hombre Caimán", para protagonizar uno de los momentos más emotivos de la maratónica jornada.

Rock al Parque es la respuesta de los espacios ganados por la sociedad civil en Colombia en la década de 1990, tras el miedo que se vivía en las calles derivado de la peor época del narcotráfico y terrorismo en el país. El evento ha inspirado otros festivales en Latinoamérica como el Vive Latino, Machaca Fest y Pa'l Norte, en México, aunque éstos, a diferencia del festín bogotano, cuentan con inversión privada.

"El festival viene diciendo, desde hace 22 años, que es un espacio para la inclusión, para que la gente venga en paz tres días a escuchar música, justo ahora que el tema de la paz es el de mayor importancia en la actualidad para Colombia", dijo Chucky García, programador de Rock al Parque, en una breve entrevista con The Associated Press.

"Es curioso, pero nadie recuerda a Rock al Parque como ese primer espacio, ese primer laboratorio de paz. Es bien interesante, yo creo que a mucha gente le parece extraño, pero estos espacios públicos son y seguirán siendo muy necesarios", opinó el también periodista, quien desde hace tres años ha fungido como curador del encuentro musical.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos negocia desde noviembre de 2012 en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) un acuerdo de paz para tratar de poner fin a más de medio siglo de conflicto armado.

García dijo que este año Rock al Parque intentó regresar a sus raíces, las de la diversidad, y mantener fuerte un espíritu de inclusión.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario