Deportes 27 junio 2016

Disparan a residencia de padres de futbolistas colombianos

BOGOTÁ, Colombia (AP) — Pistoleros dispararon contra la residencia de los padres de los futbolistas colombianos Wason y Carlos Rentería en una localidad cercana a la costa del Pacífico, lo que constituye el segundo ataque ocurrido en la propiedad de la familia en dos meses y medio.

Wason, miembro de la selección de Colombia en las eliminatorias mundialistas de 2006 y 2010, denunció la acción en su cuenta de Twitter, atribuyó el ataque a un grupo de extorsionadores y pidió protección para su familia. Precisó que la agresión ocurrió el domingo por la mañana frente a la casa ubicada en Quibdó, capital del departamento del Chocó, en el Pacifico colombiano.

"Acá lo que pasa es que nos quieren intimidar y también nos quieren extorsionar. Nos pidieron cerca de 100 millones de pesos (unos 33.000 dólares), pero tenemos plena fe y confianza en lo que hagan las autoridades y esperamos que identifiquen a los que nos están haciendo esto", manifestó Wason el lunes en el portal colombiano Futbolred.

Wason se encuentra en Tunja, capital del departamento de Boyacá, donde se alista para iniciar con el conjunto Chicó el torneo Clausura del fútbol colombiano.

"Mis familiares ya se reunieron este lunes con la gente de la policía en Quibdó, me llamaron, dijeron (las autoridades) que nos iban a brindar seguridad 24 horas y esperemos a ver qué pasa. En caso contrario nos tocaría buscar otras alternativas por el bien de mis padres (Adriano y Brunilda) y de mis hermanos", indicó.

El delantero ha militado en equipos de Colombia y también de Brasil, Portugal, Francia y Argentina.

Carlos, por su lado, contribuyó al éxito de Atlético Nacional de Medellín en los torneos Apertura del balompié colombiano en 2011 y 2013.

"Hay preocupación porque son actos de violencia fuertes que golpean y te afectan sin saber de donde vienen. Además tenemos en la mente lo que pasó hace dos meses en la misma casa y con hombres en moto que pasaron disparando", subrayó Wason.

Recordó el ataque del 24 de abril, en el que murió un primo a manos de dos hombres que dispararon desde una motocicleta.

Manuel Salas Palacios, de 21 años, falleció horas después en el hospital de Quibdó tras recibir un disparo en el abdomen cuando jugaba dominó con familiares y amigos frente a la casa de los Rentería. Salas Palacios también jugaba fútbol, en un equipo aficionado.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario