Deportes 08 agosto 2016

Directivos chinos y australianos se enfrentan por dopaje

BEIJING (AP) — Directivos de natación de Australia y China se han sumado a la refriega sobre dopaje entre los nadadores Mack Horton y Sun Yang que ha estallado en los Juegos Olímpicos de Río.

La Asociación China de Natación pidió el lunes a Horton que se disculpe por sus "palabras inapropiadas" al calificar a Sun de "tramposo con las drogas", en alusión a los tres meses de suspensión que el chino cumplió en 2014 por consumo de un medicamento cardíaco vedado. Horas después, el Comité Olímpico Australiano replicó que Horton solo había dicho lo que pensaba en apoyo a los deportistas limpios, y le deseó suerte.

Horton, de 20 años, aludió a la suspensión de Sun durante una conferencia de prensa de ambos luego que el australiano se impuso sobre el campeón defensor chino en los 400 metros estilo libre. Fue la segunda vez que lo hizo, como parte de lo que el equipo australiano reconoció es una campaña para alterar los nervios del astro chino.

Se había acusado previamente a Sun de salpicar a Horton para llamarle la atención y éste habló por primera vez del "tramposo con drogas" cuando le preguntaron por qué le volvía la espalda a Sun.

"Les insistimos a los atletas que respeten a sus compañeros competidores", dijo el lunes Mark Adams, vocero del Comité Olímpico internacional.

Sun, de 24 años, ganador de dos medallas de oro en Londres 2012, tiene una larga historia de mala conducta y enfrentamientos. Nadadores de ambos sexos y de varios países lo han acusado de provocar alboroto en las piscinas. El equipo chino le prohibió competir durante una breve períodos tras una serie de problemas disciplinarios: en 2013 ocasión estrelló el auto Porsche de un amigo contra un autobús cuando conducía sin licencia y fue a la cárcel.

Sun ha dicho que no sabía que el medicamento trimetacidina, que tomaba para sus palpitaciones cardíacas crónicas, estaba prohibido.

El astro chino estalló en llanto el domingo al perder ante Horton. Inmediatamente los usuarios chinos de las redes sociales publicaron mensajes de apoyo y fustigaron a Horton en su página de Facebook. Se acusó al australiano de volverle la espalda a Sun cuando éste intentó felicitarlo, aunque los dos se estrecharon las manos en el podio.

Sun parecía haber recuperado el ánimo el lunes, cuando dijo a los periodistas en una parada de autobús de la Villa Olímpica que él es "el rey" de los 1.500 metros estilo libre, una competencia que nuevamente lo enfrentará con Horton.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario