Mundo 16 mayo 2016

Diplomáticos de más de 20 países discuten Libia

VIENA (AP) — Estados Unidos y otras potencias mundiales anunciaron el lunes su disposición a suministrar armas al gobierno internacionalmente reconocido en Libia para que combata al Estado Islámico y otros grupos extremistas que están ganando control de diversas áreas en el país norafricano.

Las potencias buscan exenciones en el embargo de armas de la ONU impuesto a Libia para impedir que armas letales caigan en manos de extremistas islámicos y milicias que se disputan el poder. En un comunicado obtenido por The Associated Press, Estados Unidos, otros cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad y otras más de 15 naciones participantes en negociaciones para la paz en Libia dijeron que están "listos para responder al pedido del gobierno libio de entrenamiento y equipo" para sus fuerzas armadas.

"El Gobierno de Acuerdo Nacional ha expresado su intención de presentar pedidos de exención apropiada al embargo de armas ante el Comité de la ONU de Sanciones a Libia para procurar las necesarias armas y material para combatir a grupos terroristas designados por la ONU y combatir a Da'esh en todo el país", dijo el comunicado, que usó el nombre alternativo en árabe para el Estado Islámico. "Nosotros vamos a respaldar plenamente esas gestiones al tiempo que continuamos haciendo cumplir el embargo de armas de la ONU".

El comunicado iba a ser emitido al final de las conversaciones sobre Libia el lunes. El secretario norteamericano de Estado, John Kerry, y cancilleres y vicecancilleres de más de 20 países hablaron sobre formas de fortalecer el gobierno libio. El objetivo es dar al gobierno más capacidad para combatir a los extremistas islámicos y contra un grupo en el este que reclama legitimidad.

Antes del inicio de las conversaciones, el ministro de relaciones exteriores de Alemania dijo que es demasiado temprano para saber si van a conseguir su objetivo.

Frank-Walter Steinmeier dijo que con el caos aún abundante, es una interrogante si las charlas conseguirán lanzar a Libia "de un lugar... en el que el terrorismo, el contrabando humano y la inestabilidad se expanden" y avanzar hacia el restablecimiento de la unidad de Libia como país.

La reunión fue convocada por el secretario de Estado norteamericano John Kerry y el canciller italiano Paolo Gentiloni, cuyo país fue la metrópolis que colonizó Libia.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario