Mundo 06 julio 2016

Dilma Rousseff dice que juicio político es una farsa

RIO DE JANEIRO (AP) — La suspendida presidenta brasileña Dilma Rousseff dijo el miércoles a la comisión del Senado que sopesa si la remueve permanentemente de su cargo que su caso es una farsa.

En una misiva dirigida a la comisión y leída por su abogado principal, Rousseff dijo también que ella es honesta y se comprometió a luchar para seguir gobernando hasta fines del 2018.

Después de la introducción de la defensa de Rousseff, se espera que los procedimientos de juicio político se reanuden el 2 de agosto, tres días antes de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro. La decisión final sobre si conservará el puesto presidencial o no se espera después de la justa.

La impopular mandataria fue sometida a juicio político y suspendida del puesto en mayo por presuntamente violar las normas fiscales durante el manejo del presupuesto federal. Fue reemplazada temporalmente por un aliado que se convirtió en enemigo, Michel Temer, que fue su vicepresidente y también es impopular entre la población.

Como ha hecho antes, Rousseff hizo notar en su carta que presidentes brasileños anteriores utilizaron medidas contables similares y dijo que ella no cometió ningún delito.

"Nunca, en ningún país democrático, el mandato legítimo de un presidente fue interrumpido por medidas rutinarias en el manejo del presupuesto", afirma en la misiva. "No niego que cometí errores, y por ellos seguramente estoy siendo y seré llamada a cuentas, pero se me está enjuiciando por lo que hice bien".

Los asesores de Rousseff le recomendaron que no se presentara en persona ante la comisión, por considerar que su presencia legitimaría lo que dicen fue un golpe de Estado. Los partidarios de Temer dicen que el proceso de juicio político es constitucional e insisten en que Rousseff firmó tres decretos sin el consentimiento del Congreso, lo cual viola las leyes fiscales del país.

Más adelante el miércoles, en una entrevista con la radiodifusora O Povo, Rousseff dijo creer que el Senado no sumará las dos terceras partes de los votos necesarios en su juicio político para retirarla permanentemente del puesto de presidenta. Eso sería 54 de 81 senadores, y 55 votaron para suspender a la líder izquierdista de su puesto.

En la entrevista, Rousseff prometió publicar una carta en las próximas semanas para mostrarles a los brasileños que merece que le devuelvan la presidencia.

Dijo también sentirse decepcionada de que no podrá acudir a la inauguración de los Juegos Olímpicos el 5 de agosto como mandataria.

Brasil enfrenta su peor recesión en décadas, y el gobierno del estado de Río de Janeiro se encuentra bajo duras restricciones financieras, lo que ha generado interrogantes en torno a la seguridad en la urbe durante las Olimpiadas.

Temer, que se espera inaugure los Juegos, publicó una carta el miércoles en la que afirma que Brasil aguarda a los turistas "con los brazos abiertos" para el evento.

"Brasil puede decir con confianza: estamos listos para ser anfitriones de los primeros Juegos Olímpicos y Paralímpicos a llevarse a cabo en Sudamérica", escribió. "Los Juegos le mostrarán al mundo una de las grandes economías globales en operación en una democracia madura".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario