Associated Press 06 julio 2016

Diario: Sistema perdona abusos sexuales de médicos en EEUU

ATLANTA (AP) — Los abusos sexuales sufridos por pacientes a manos de sus médicos sorprenden por su frecuencia, pero el fragmentado sistema de supervisión encubre estas acciones y permite a muchos profesionales seguir trabajando, de acuerdo con una investigación del periódico Atlanta Journal-Constitution.

El diario obtuvo y analizó más de 100.000 medidas disciplinarias contra médicos a partir de 1999. Entre ellos, más de 3.100 médicos fueron sancionados por inconducta sexual; más de 2.400 médicos habían violado las normas con sus pacientes. Entre ellos, la mitad siguen en actividad y con su licencia para practicar vigente, según el diario.

Estos casos son apenas una fracción de los incidentes en los que se ha acusado a médicos de abusar sexualmente de sus pacientes. Muchos no han salido a la luz, dice el diario, porque las autoridades reguladoras y los hospitales en muchos estados investigan las denuncias en secreto y muchas ordenanzas públicas tienen una redacción tan vaga que los pacientes no saben si se ha cometido una infracción sexual.

La profesión y su cámara profesional, la American Medical Association, condenan las infracciones sexuales y dicen que el consentimiento del paciente no sirve como defensa. Pero mantienen cierto silencio sobre el asunto, lo cual permite garantizar que no salga a la luz pública.

El análisis del diario, basado en documentos públicos de los últimos 16 años, revelan acusaciones de inconducta sexual contra médicos de todas las especialidades: psiquiatras que seducen a pacientes afectivamente frágiles, médicos de familia que manosean a menores, anestesiólogos que abusan de pacientes sedados, obstetras que violan mujeres a las que deben brindar tratamiento.

La magnitud y escala de las infracciones varía enormemente, desde declaraciones obscenas a pacientes durante exámenes íntimos hasta violaciones de pacientes mental o físicamente discapacitados. Pero algunos médicos se encuentran presuntamente entre los peores depredadores sexuales, con cientos de víctimas a lo largo de décadas.

Aunque la vasta mayoría de los 900.000 médicos del país no abusan sexualmente de los pacientes, el diario halló que el fenómeno es mucho más frecuente de lo que se sospechaba.

"Un incidente aislado sería una cosa, pero descubrir que es tan frecuente resulta aterrador y provoca furia", dijo Erin Vance, una mujer de Oregon a quien un médico atacó sexualmente cuando estaba anestesiada.

La Associated Press generalmente no identifica a las víctimas de crímenes sexuales, pero Vance aceptó que se publicara su nombre.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario