Deportes 14 febrero 2017

Día de furia en Boca, con jugadores a los golpes

BUENOS AIRES (AP) — Dos jugadores de Boca Juniors se trenzaron el martes a puñetazos en plena práctica, y el técnico Guillermo Barros Schelotto los expulsó hacia el vestuario.

Lo más llamativo es que Juan Manuel Insaurralde y Jonathan Silva no sólo son compañeros de club, sino que jugaban para el mismo equipo en la práctica. Frente a las cámaras de televisión, que seguían los movimientos del entrenamiento, ambos defensores se desentendieron del juego, quedaron cara a cara, discutieron verbalmente y de inmediato se liaron a golpes.

Vanos fueron los intentos iniciales de algunos compañeros por separarlos. Cuando lo consiguieron, Barros Schelotto echó a los dos a los vestuarios, antes de arrojar al piso con evidente disgusto su libreta de anotaciones.

La práctica se realizaba en un complejo deportivo de los Xeneizes, de cara a un amistoso de Boca el sábado ante Tigre ya que el torneo argentino está en receso.

Poco después, ambos jugadores ofrecieron una conferencia de prensa conjunta y asumieron su error.

"Quiero pedirle disculpas a Jonathan, a mis compañeros, al cuerpo técnico, al club", dijo Insaurralde. "Fueron cinco segundos de calentura. No es oportuno. Estamos en un clima bueno, estamos entrenando bien".

Al parecer, Insaurralde fue quien inició la pelea, molesto por una indicación táctica de Silva.

"Fue un momento de calentura. Quédense tranquilos que en el grupo está todo bien", destacó Silva. "No se va a volver a repetir. No queremos que se hable de cosas que en el vestuario no pasan. Ya pedí disculpas".

De acuerdo con imágenes transmitidas por la televisión, la remera de Insaurralde quedó totalmente desgarrada desde el cuello y Silva se fue tocándose la boca, donde al parecer habría recibido alguno de los golpes.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario