Mundo 27 abril 2016

Detienen a organizador de fiesta donde murieron jóvenes

BUENOS AIRES (AP) — El empresario que organizó la fiesta electrónica en la que murieron cinco jóvenes por consumir drogas sintéticas quedó detenido luego de entregarse el miércoles a la justicia argentina.

"Es muy alocado todo esto. Soy un hombre de bien", dijo Adrián Conci a Radio Mitre antes de presentarse en el juzgado del juez federal Sebastián Casanello en la capital. El organizador de la fiesta electrónica celebrada el 15 de abril llevaba prófugo una semana y se entregó luego de que un tribunal confirmó que no podía librarse del arresto.

Cinco jóvenes murieron y otros tres permanecen internados en terapia intensiva en un hospital por el consumo de estupefacientes durante la edición local del espectáculo Time Warp, que surgió en Alemania.

Conci está acusado por un fiscal de supuesta venta de estupefacientes agravada con homicidios. El empresario se negó a prestar declaración indagatoria ante el juez Casanello, que dispuso que permanezca en una comisaría ubicada a poca distancia de la sede de los tribunales federales.

Testigos declararon en la justicia que durante la fiesta realizada en un complejo en la costanera de Buenos Aires y organizada por la empresa Dell Producciones, de la que es dueño Conci, se comercializaron drogas como ketamina, cocaína, LSD, popper y pastillas de éxtasis, y que no observaron que personal privado de seguridad ni policial hiciera algo para impedirlo.

Fernando Burlando, abogado del empresario, afirmó que "organizar el evento no lo hace responsable de estas muertes y mucho menos de la venta de droga".

"No puede vivir en la clandestinidad y por eso tomo esta decisión... No están las dadas las condiciones para entender que es sospechoso".

En los últimos días cinco personas fueron detenidas por este caso, entre ellos uno de los socios de Dell Producciones. También el jefe de evacuación del evento y tres jóvenes que habrían traficado droga durante la fiesta.

La muerte de los jóvenes reveló varias irregularidades cometidas en torno a la celebración del espectáculo, como el hacinamiento y la escasa ventilación en el lugar y la falta de agua potable en los baños para que los asistentes pudieran hidratarse.

Por ello está bajo la mira de la justicia el proceder de la alcaldía de Buenos Aires, responsable de la habilitación de este tipo de espectáculos y de los establecimientos donde se celebran, así como miembros de la Prefectura Naval (la policía guardacostas) que aparentemente no preservaron la seguridad en el lugar y permitieron la venta de estupefacientes.

El gobierno capitalino decidió prohibir las fiestas de música electrónica hasta que la legislatura de la ciudad apruebe un proyecto de ley para la prevención y concientización sobre los efectos de las drogas durante estos eventos.

En tanto el gobierno de la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país, anunció que "recomendará" a todos los municipios que no habiliten fiestas electrónicas hasta tanto no haya consenso sobre una política común para controlar esos espectáculos.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dijo a periodistas al respecto que "las fiestas electrónicas en sí no son el problema, pero sí los condimentos que conllevan y hoy no hay fiesta electrónica que no incluya el consumo de pastillas".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario