Mundo 20 mayo 2016

Deterioro ambiental favorece enfermedades, según ONU

NACIONES UNIDAS (AP) — Las amenazas ambientales más preocupantes que encara el mundo actual van desde el aumento de enfermedades transmitidas de los animales al hombre hasta el incremento de toxinas en cultivos debido a la sequía y las altas temperaturas, de acuerdo con un informe difundido el viernes por la ONU.

El documento Fronteras de la Agencia Ambiental de Naciones Unidas también puso de relieve la amenaza que representa para la salud humana la alarmante cantidad de desperdicios plásticos en los océanos, así como la evidencia científica que deja entrever que son inevitables las pérdidas y daños a causa del cambio climático, con "profundas consecuencias" para los ecosistemas, las personas, los bienes y las economías.

El informe destaca "la crítica relación entre un medio ambiente saludable y una población saludable", así como la importancia de combatir el calentamiento global mediante la transición hacia un futuro con bajas emisiones de dióxido de carbono.

Según el documento, el siglo XX fue testigo de drásticas reducciones en los ecosistemas y la biodiversidad, y al mismo tiempo de marcados aumentos de las poblaciones de personas y animales domésticos en la Tierra.

Esta coyuntura aumentó la oportunidad para que virus, bacterias y otros agentes patógenos de animales silvestres y domésticos se transmitieran a través del ambiente e infectaran a las personas, de acuerdo con el texto.

Este tipo de males — "zoonosis" o enfermedades "zoonóticas"— incluyen el ébola, el zika, la gripe aviar, el síndrome respiratorio del Oriente Medio, el síndrome respiratorio agudo grave, la fiebre del valle del Rift y el virus del Nilo Occidental.

En las últimas dos décadas, estas enfermedades emergentes han tenido costos directos que rebasan los 100.000 millones de dólares, según el documento, y "si estos brotes se hubieran convertido en pandemias humanas, las perdidas habrían alcanzado varios billones de dólares".

De acuerdo con el informe, "aproximadamente 60% de todas las enfermedades infecciosas en los humanos son zoonóticas, al igual que el 75% de todas las enfermedades infecciosas emergentes". Y "en promedio, una nueva enfermedad infecciosa aparece entre los humanos cada cuatro meses", agregó.

Aunque muchas enfermedades zoonóticas se originan en animales silvestres, los animales de granja a menudo sirven de puente, según el informe, que señala el caso de la gripe aviar que primero afectaba a las aves silvestres y después a las aves de corral, que transmitieron el virus a los humanos.

Sobre las sustancias tóxicas en los cultivos, en el documento se afirma que las plantas convierten ordinariamente los nitratos en aminoácidos y proteínas, pero la sequía lentifica ese proceso y causa que los nitratos se acumulen y alcancen niveles tóxicos para los animales.

A nivel mundial, más de 80 especies de plantas son conocidas porque pueden causar envenenamiento debido a su acumulación de nitratos, en tanto que entre los cultivos más susceptibles figuran trigo, cebada, maíz, mijo, sorgo y soja, agregó.

"El envenenamiento agudo por nitrato en los animales puede causarles aborto, asfixia y la muerte", se indicó en el informe, y puede arruinar el sustento de los pequeños criadores y agricultores.

Otra toxina asociada al cambio climático es el cianuro de hidrógeno o ácido cianhídrico que puede acumularse en plantas como mandioca, lino, maíz y sorgo, de acuerdo con el texto.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario