Mundo 15 noviembre 2016

Detenido un ministro ruso por un supuesto soborno

MOSCU (AP) — Detienen a un ministro del gobierno ruso en activo por un supuesto soborno de dos millones de dólares. Alexei Ulyukayev es el funcionario público de mayor rango contra el que se presentan cargos en los últimos años.

Ulyukayev, responsable del ministerio de Desarrollo Económico, fue detenido el lunes por la noche tras recibir presuntamente una mordida de dos millones de dólares en una trampa tendida por la FSB, la principal sucesora de la agencia KGB, explicó el Comité de Investigación.

Según los investigadores, Ulyukayev habría aceptado el pago a cambio de dar luz verde para que la petrolera Rosneft, controlada por el estado, tomase parte en una puja por otra empresa del sector. Es el funcionario ruso de mayor rango en ser detenido desde el fallido golpe de Estado de 1991.

El ministro ha sido acusado formalmente de soborno por aceptar una mordida de Rosneft y amenazar con "usar su poder para poner obstáculos a las actividades de la compañía". Ulyukayev seguía siendo interrogado el martes por la tarde.

Ulyukayev, que ocupó el cargo en 2013 y trabajaba para el gobierno desde 2000, es una conocida figura progresista que se manifestó en contra de la creciente presencia del Kremlin en la economía rusa. Se había opuesto a la compra de Bashneft por parte de Rosneft, insistiendo en que sería un error que una empresa estatal participase de un proceso de privatización.

El presidente del país, Vladimir Putin, había defendido el acuerdo, alegando que como Rosneft tiene una minoría de inversores extranjeros, la venta no era simplemente un traspaso de bienes de una parte del Estado a otra.

La lucrativa Bashneft fue transferida a manos del gobierno en 2014 luego de que su propietario, Vladimir Yevtushenkov, fue acusado de lavado de dinero y de adquirir la compañía de forma ilegal. Los cargos se retiraron pronto. El arresto de Yevtushenkov fue ampliamente considerado un movimiento de Rosneft para hacerse con el control de Bashneft, que tenía la mejor evolución en la producción de petróleo.

Este año, Moscú puso el 50,1% de Bashneft en el mercado, pero la venta se demoró en agosto ante la oposición de los ministros progresistas del gobierno, entre ellos Ulyukayev, a la posible oferta de Rosneft. La petrolera presentó la oferta más alta, 5.000 millones de dólares, en una puja celebrada el mes pasado.

Se espera que el ministro, de 60 años, comparezca ante un tribunal más tarde en el día, cuando podría ser arrestado y acusado formalmente.

La televisora estatal rusa reportó la detención de Ulyukayev a primera hora del martes bajo el titular "Lucha contra la corrupción", incluyendo declaraciones de legisladores que elogiaron la investigación como un importante avance en la esperada lucha contra la corrupción institucional.

Al contrario que en otras publicitadas investigaciones anticorrupción, la televisión estatal no mostró imágenes de Ulyukayev sorprendido supuestamente recibiendo el dinero o esposado durante su detención.

Putin había sido informado de la operación del FSB en su fase de planificación, señaló Dmitry Peskov, vocero del presidente, a la agencia de noticias RIA Novosti. No dijo si el caso de soborno podría afectar al acuerdo de Rosneft.

Mikhail Leontyev, portavoz de Rosneft, dijo en declaraciones emitidas por televisión que no espera que la investigación afecte al acuerdo.

"No puede haber ninguna amenaza de cancelación del acuerdo", señaló Leontyev a la televisora Rossiya 24 el martes. "Nadie, incluyendo el Comité de Investigación, ha expresado ninguna duda sobre la legalidad del acuerdo".

Profesionales de la banca y las finanzas se mostraron espantados con que Ulyukayev, que nunca pareció un funcionario corrupto, se haya convertido en la cara de la campaña anticorrupción del Kremlin.

"Esto es una gran tragedia", señaló Bella Zlatkis, vicepresidenta del mayor prestamista del país, Sberbank, a agencias de noticias rusas. "Me entristece mucho lo sucedido e incluso el hecho de que se lleve a cabo una investigación así".

Alexander Shokhin, director de un importante grupo de cabildeo empresarial, declaró a la televisora RBC que está convencido de la inocencia de Ulyukayev y que podría haber sido víctima de una conspiración.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario