EEUU 23 junio 2016

Demócratas ponen fin a sentada para exigir control de armas

WASHINGTON (AP) — Agotados pero jubilosos, los demócratas pusieron fin el jueves a su sentada en la Cámara de Representantes, más de 24 horas después de que iniciaron su protesta, que les permitió dar a conocer sus exigencias de que —a la luz de la masacre de Orlando— se aprueben las iniciativas para el control de armas.

No hubo indicios de que los republicanos —que controlan la cámara baja, cedieron a la insistencia de los demócratas de votar a favor de propuestas de ley que fortalecieran las revisiones de antecedentes y prohibieran la venta de armas de fuego a las personas que están en la lista gubernamental de prohibición de vuelo.

Aun así, 25 horas y media después de haber tomado la Cámara de Representantes y publicar imágenes de la sentada en redes sociales, los demócratas abandonaron la sala y declararon victoria. "Ganaremos esta batalla", dijo el representante John Lewis, de Georgia, participante de las movilizaciones por los derechos civiles de los negros en el sur en la década de 1960.

Horas antes, los republicanos calificaron la medida de "ardid publicitario". Ordenaron un cuarto intermedio a las 3.15 de la madrugada (0715 GMT) hasta después del 4 de julio, Día de la Independencia.

"No permitiremos que ardides como estos nos impidan realizar el cometido de los representantes del pueblo", dijo el presidente de la cámara, Paul Ryan, el jueves por la mañana. Ryan exhibió copias de material demócrata de recaudación de fondos basados en la protesta.

Uno a uno, los demócratas ofrecieron discursos que mezclaban declaraciones de victoria con promesas de no dar marcha atrás en su meta de contener la violencia con armas de fuego. Carteles con fotos de víctimas de armas de fuego y el teléfono del tablero de votación del Capitolio se exhibían en el piso.

Horas antes, cuando los republicanos salían del recinto, los demócratas permanecieron coreando, "sin ley no hay descanso" y agitando papeles con los nombres de víctimas de la violencia escritos en negro. La representante Maxine Walters, de California, dijo que estaba dispuesta a permanecer "hasta que se congele el infierno".

Mientras una multitud les aplaudía desde el exterior del Capitolio y muchos más los seguían en las redes sociales, los demócratas proclamaron su éxito al presentar de forma dramática sus argumentos a favor de medidas para enfrentar la violencia con armas.

"Aunque salgan corriendo en la oscuridad de la noche, aunque se vayan, eso no significa que aceptaremos una negativa", dijo Pelosi.

Los republicanos dijeron que sus colegas demócratas sólo habían conseguido interrumpir el trabajo normal de la cámara para ganar puntos políticos.

Lewis dijo que los demócratas lograron "cruzar un puente". Añadió que "tenemos otros puentes que cruzar" y que los demócratas "pagaron un anticipo para poner fin a la violencia con armas" en Estados Unidos.

Durante la noche, los dos bandos estuvieron al borde de enfrentarse a golpes cuando el republicano texano Louie Gohmert se acercó a los demócratas y gritó "¡extremismo islámico!". La demócrata Corrine Brown respondió a los gritos y sus colegas tuvieron que separarlos.

Las presiones crecieron en los dos bloques desde la masacre en un club nocturno gay en Florida, que dejó 49 muertos y 53 heridos. Fue el más reciente de varios incidentes trágicos en los últimos años, incluyendo la matanza en una escuela primaria en Newtown, Connecticut.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario