Mundo 07 julio 2016

Delegado de Virginia sigue con su esfuerzo anti Trump

RICHMOND, Virginia, EE.UU. (AP) — Un delegado de Virginia para la Convención Nacional Republicana que está en contra de la campaña presidencial de Donald Trump espera un fallo favorable a su imputación a la ley electoral estatal, con la esperanza de que sea un detonador de última hora que ayude a descartar al empresario como el nominado del partido.

Carroll Correll Jr. dijo el jueves afuera de un juzgado federal en Richmond que espera que el próximo decreto envíe un mensaje a los otros delegados republicanos de que tienen la libertad de elegir a alguien que no sea Trump.

"Como partido y como nación, podríamos elegir a alguien mucho mejor que Donald Trump", dijo Correll.

La convención nacional del Comité Nacional Republicano se llevará a cabo en menos de dos semanas, y Trump es el virtual nominado del partido. Pero un diverso grupo de oponentes al magnate aún intenta encontrar la manera de que el partido elija a alguien más.

En el caso de Correll, él —con el respaldo de una organización sin fines de lucro de nombre Fundación Ciudadanos a Cargo— impugnó una hasta ahora oscura parte de la ley electoral de Virginia que según Correll ordena a los delegados de Virginia a votar por Trump en la convención o enfrentar posibles cargos penales.

"Eso es una clara violación a la Primera Enmienda" constitucional, dijo David Rivkin Jr., un abogado de Correll, durante una audiencia que duró todo el día sobre el desafío legal interpuesto por el delegado.

El partido a nivel estatal eligió otorgar los 49 delegados de Virginia para la Convención Nacional de manera proporcional con base en los resultados de las primarias realizadas el 1 de marzo. Trump ganó las primarias con cerca del 35% de los votos y obtuvo 17 delegados para la primera ronda de votaciones en la convención. Los delegados no están obligados a respaldar a ese mismo candidato si hay una segunda ronda de votación.

Rivkin dijo que cualquier delegado que no vote por Trump en la primera ronda podría enfrentar cargos penales bajo la ley estatal, aunque la oficina del secretario de Justicia de Virginia, el demócrata Mark Herring, señaló ante la corte que no se levantarían cargos penales con base en las votaciones durante la Convención Nacional Republicana.

El juez Robert E. Payne pareció simpatizar con la demanda de Correll de que la redacción actual de la ley estatal es inconstitucional, pero Payne también señaló que no tiene ningún deseo de involucrarse en un debate más extenso sobre si los delegados republicanos están obligados a solidarizarse con los resultados de las primarias de este año.

Durante la audiencia del jueves, el equipo legal de Correll llamó como su único testigo a Curly Haugland, miembro de la Convención Nacional Republicana de North Dakota, quien desde hace tiempo insiste en que, bajo las reglas actuales, los delegados tienen derecho a respaldar a quien quieran.

El equipo legal que representa a los seguidores de Trump en Virginia convocó al estrado a Jesse Binnall, quien fue contratado por la campaña de Trump como experto en procedimientos parlamentarios, quien declaró que la opinión de Haugland era minoritaria entre los republicanos que impusieron las reglas de la convención.

Se espera que Payne tome una decisión al respecto la próxima semana.

Chuck James, exsubsecretario de Justicia de Virginia, y quien siguió de cerca la audiencia del jueves, dijo que es probable que Payne emita un fallo limitado a si la ley estatal es constitucional y "poco o nada tiene que ver con la manera en que el partido lleva sus asuntos".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario