Deportes 13 septiembre 2016

Defensa de Broncos niega que juegue sucio

ENGLEWOOD, Colorado, EE.UU. (AP) — Desde luego, los Broncos propinan duros golpes. Pero rechazan las acusaciones de que juegan sucio.

"Simplemente no creo que eso sea lo que nos define", consideró el linebacker Todd Davis. "No somos maliciosos. No tratamos intencionalmente de lastimar a alguien. Simplemente jugamos duro, buscamos el contacto físico".

Las críticas surgieron a raíz de cuatro golpes, casco contra casco, que la defensiva de los Broncos propinó a Cam Newton, el quarterback de los Panthers de Carolina, en el partido inaugural de la temporada.

"Sólo porque golpeamos a Cam en la cabeza un par de veces eso no significa que somos un equipo sucio", insistió el linebacker Brandon Marshall, quien propinó uno de esos impactos al casco del mariscal de campo en el duelo que los Broncos ganaron el jueves 21-20 a los Panthers.

El castigo que se llevó Newton desató debates sobre la seguridad en la liga, el protocolo para determinar a un costado del terreno si un jugador sufre una conmoción cerebral, y la capacidad del Jugador Más Valioso de la NFL para sobrevivir siquiera como un quarterback que acarrea mucho el balón.

Y, desde luego, se especuló también que la defensiva de Denver había rebasado la frontera entre la rudeza y lo antirreglamentario.

Ninguno de los golpes al casco de Newton derivó en castigos que quitaran yardas a los Broncos. En ningún momento se determinó que el quarterback hubiera sufrido una conmoción cerebral. Pero Marshall reconoció que probablemente le llegará el miércoles una carta en que se le notificará sobre una cuantiosa multa.

El safety Darian Stewart, cuyo golpe dejó a Newton inmóvil en el terreno cuando restaba un minuto para la conclusión del encuentro, espera también esa misiva. El impacto derivó en que se arrojara un pañuelo, pero el castigo se anuló por un pase indebidamente lanzado.

Los otros golpes al casco de Newton fueron de Von Miller, el Jugador Más Valioso del Super Bowl, y del cornerback Bradley Roby, multado con 24.309 dólares por un impacto contra Duke Williams, receptor de los Rams, en un encuentro de pretemporada realizado el 27 de agosto.

Esa multa fue considerable, si se considera que los veteranos de la NFL devengan 1.900 dólares a la semana en la pretemporada.

Marshall puso como ejemplo de una jugada sucia "pararse encima del tobillo de alguien cuando varios jugadores están amontonados, dar tirones innecesarios contra alguien, cosas así".

"Nosotros simplemente jugamos duro, pegamos duro. Y jugamos rápido... es la velocidad de este deporte. Estamos en un grupo malicioso, pero no somos sucios".

___

Arnie Meléndrez Stapleton está en Twitter como http://twitter.com/arniestapleton

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario