Deportes 07 agosto 2016

De Las Salas: el soldado más fuerte de Colombia

RIO DE JANEIRO (AP) — Habib De Las Salas es conocido como el soldado más fuerte de Colombia. Por estos días el traje de camuflaje lo dejó en su batallón para ponerse el uniforme de su país en el levantamiento de pesas de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

De niño quiso ser futbolista, hasta que un profesor de educación física lo amenazó con reprobarlo si no se hacía pesista. Tendrían que darle un premio a ese sabio maestro. De Las Salas tuvo una notable presentación en Río logrando el sexto puesto — "un diploma olímpico"— en la categoría de los 56 kilogramos. Sumó un total de 266 kilos, 119 kilos en el arranque y 147 kilos en envión.

"Pudimos ganar un diploma olímpico. Trabajamos duro para eso y estoy muy contento", dijo De Las Salas.

Su historia con la halterofilia comenzó obligado. Su pasión era el fútbol, pero su profesor de educación física, Pedro Echeverría, lo convenció a la fuerza de que lo suyo eran las pesas.

Primero, lo sacó del equipo. De Las Salas le decía al profesor que no, que él era muy bajito, muy pequeñito para estar levantando pesas. Después de todo, sus compañeros de clase hasta le tenían apodos como "el peque" o "el chiqui". Pero Echeverría no cedió. Al contrario, lo amenazó con reprobarlo. Poco después de comenzar su entrenamiento, comenzaron a llegar los reconocimientos. De Las Salas recuerda que en el salón de clases pasó de ser el "Peque" a ser llamado "Súper Ratón", por su habilidad para levantar más peso que los más grandes.

"El profe me metió a las pesas, vio el talento. Comenzamos a trabajar y se dieron las cosas", dijo el pesista de 29 años oriundo de Barranquilla, en el Caribe colombiano. "Tocaría darle un premio a mi profe. Yo estoy muy agradecido con él. No sé qué vio, pero ahí estaba".

De Las Salas ganó el oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Pero ahora va por más. Aunque su sueño olímpico terminó en Río, ya tiene la meta puesta en Tokio 2020.

"Hay que soñar. Esto es solo el inicio y voy a soñar con montarme en ese podio", dijo De Las Salas.

El soldado profesional practica la halterofilia todos los días con la Liga Profesional de Levantamiento de Pesas de las Fuerzas Armadas en el Batallón de Ingenieros Agustín Codazzi, ubicado en la ciudad de Palmira, en el Valle del Cauca. La práctica del deporte combinado con su disciplina militar le ha valido un apodo en la prensa que se ha vuelto popular.

"Me gusta que digan que soy el soldado más fuerte de Colombia porque es un buen seudónimo", dijo sonriendo. "Doy las gracias por ese título, y trabajo día a día arduamente por eso".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario