Buenos Aires 26 septiembre 2016

Cultura CrossFit: la transformación del cuerpo en una máquina

Inspirado en el entrenamiento militar estadounidense, la disciplina cambió la delgadez por la fuerza como el nuevo atributo de belleza. Los detalles de un fenómeno que busca cuerpos de élite

Competitivo e intenso. Amado por unos, criticado por otros. El CrossFit, nacido en California hace más de 20 años, es uno de los entrenamientos comunitarios que parte de un método particular en el cual el objetivo no es la delgadez y sí la fuerza corporal, aún cuando un factor puede estar directamente ligado al otro.

Guido Mazzoni es el dueño de BIGG CrossFit, empresa que tiene varios sitios en Buenos Aires y también una sede en Asunción (Paraguay), lugar que eligen miles de personas para cambiar su cuerpo con esta disciplina. "Una clase normal dura una hora y está organizada por una dinámica llamada 'work of the day', la cual comienza con un pre-calentamiento y algunos ejercicios típicos de esta actividad: burpees,wallballs, hand stand push, pulls up y toes to bar. Luego, se suman algunos elementos como ruedas de camión, cajones o mazas. Los ejercicios están encadenados e incluyen repeticiones y descansos de no más de tres minutos", aseguró.

Los defensores de la actividad la definen como un proceso constante de conversión, tanto del cuerpo como de la persona en sí misma. "Educa la voluntad, la paciencia y la perseverancia. El fenómeno trasciende el deporte porque instaló una cultura donde se genera una comunidad, en donde nacen amistades, salidas y relaciones", sostuvo el empresario.

El CrossFit encuentra algunas críticas por la intensidad que demandan sus entrenamientos. Sin embargo, para Mazzoni es la "plena combinación de fuerza, resistencia y ejercicios gimnásticos. Una práctica que estaba destinada a los cuerpos de élite estadounidenses y que ahora hace furor en todas las edades".

El dueño de BIGG -lugar que eligen muchos famosos para ejercitarse- describe el método como un deporte que se transforma en diversión al mejor estilo americano: "Se trata de una disciplina que puede llevar a cabo cualquier persona con buena aptitudes físicas. De modo que los ejercicios se pueden adaptar a las características concretas de cada ser humano".

Los instructores de CrossFit utilizan pizarras y temporizadores para realizar un seguimiento de las performances. El régimen hace hincapié en la aptitud de todo el cuerpo y la preparación general, en lugar de especializarse en una disciplina en particular.

El método CrossFit implica una mezcla de ejercicios aeróbicos, flexiones y levantamiento de pesas. Su fundador, Greg Glassman, es completamente abierto sobre las consecuencias del entrenamiento. "Puede provocar un cansancio extremo -dijo en 2005 a The New York Times- y siempre he sido completamente honesto acerca de eso".

"El CrossFit hace que trabajes todos los músculos mediante la combinación de movimientos, dinámicas y rutinas. Por otra parte, la disciplina, la constancia y el compañerismo son algunas de las aptitudes que desarrollan los que practican esta actividad física", explicó Mazzoni, quien agregó: "La comunidad de CrossFit es tan grande que sus seguidores lo toman como una filosofía de vida. Sus detractores dicen que los ejercicios son peligrosos y que tienen comportamiento de secta pero sus fanáticos lo alaban por su gran sentido de motivación y comunidad".

Fuente: infobae.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario