Deportes 05 agosto 2016

Cuevas sorprendido con fraternidad entre tenistas en Río

RIO DE JANEIRO (AP) — Con una frase lapidaria, el uruguayo Pablo Cuevas describió la diferencia entre el espíritu fraterno de unos Juegos Olímpicos y el ambiente en el tenis profesional.

"Esto es totalmente distinto, en el ciruito somos todos unos amargos", aseveró el tenista de origen argentino y nacionalizado uruguayo, en la previa a su debut en el tenis olímpico de Río. "Acá en la villa (olímpica) te encontrás con los que juegan tenis y parecen que son tus hermanos. Te saludás desde 25 metros. En los torneos de tenis te los cruzas al lado y no te saludas. Eso marca lo diferente que está uno, de cómo está disfrutando".

El desorden en un evento de esta magnitud también tiene su encanto para quien está acostumbrado a la perfección organizativa del circuito.

"Si bien es muchísimo más desordenado, necesitás más tiempo para todo. En algunas cosas es como retroceder un poco a lo que se está acostumbrado. Vine a disfrutar ese desorden", bromeó en una entrevista con The Associated Press tras la práctica en las canchas que rodean el Estadio Olímpico de tenis.

Cuevas, 21ro del ranking mundial, se medirá el sábado ante Nikoloz Basilashvili, de Georgia y 109no del escalafón. Es el primer duelo entre ambos.

"Entrené con él en Buenos Aires, tengo idea de cómo juega. Es un jugador agresivo, por momentos trata de hacer puntos cortos. Es peligroso, pero erra más de la cuenta. Tengo que estar sólido y atento", advirtió Cuevas, quien a sus 30 años disputará su primera justa olímpica. "En los papeles me tocó un primer partido más accesible, pero siempre las primeras rondas son complicadas".

Cuevas tiene por objetivo avanzar a las instancias finales del torneo y se ilusiona con una medalla. Pero es otro el desafío que lo desvela: conseguir entradas para ver al velocista Usain Bolt y al nadador Michael Phelps.

"Está complicado, veremos que se puede hacer", apuntó.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario