Deportes 09 agosto 2016

Cuevas cae ante Bellucci en duelo con clima áspero

RIO DE JANEIRO (AP) — No hubo "Maracanazo" para el uruguayo Pablo Cuevas.

En el estadio olímpico de tenis de Río, colmado con fanáticos brasileños que le hicieron sentir el rigor desde que pisó la cancha y alentaron al local Thomaz Bellucci como en una final del mundo de fútbol, Cuevas sufrió la eliminación 6-2, 4-6, 6-3 en la segunda ronda de los Juegos Olímpicos de Río.

Apenas la voz del estadio mencionó su apellido, Cuevas (21 del mundo y 11er preclasificado) fue objeto de una estruendosa silbatina y gritos de "buuu" cuando ingresó con la camiseta de color celeste de su país.

Si bien la rivalidad entre uruguayos y brasileños se volvió encarnizada en el fútbol desde el histórico triunfo de la selección charrúa en la final del Mundial de 1950 en el estadio Maracaná de Río, llamó la atención el trato dado a Cuevas en un deporte como el tenis y en el marco de una justa olímpica que pregona el respeto a los atletas.

"No escuché a la hinchada brasileña, sólo a los uruguayos", comentó Cuevas, tratando de evitar la polémica. "No le presté atención (al recibimiento). Sabía lo que iba a pasar, traté de jugar".

El uruguayo, de 30 años, aguantó estoico y no respondió, pero fue obvio que el clima adverso afectó su rendimiento, con 13 errores no forzados y dos dobles faltas en un primer set de media hora.

Bellucci, 54 del mundo, arrancó menos intenso y más errático el segundo set, en el que cometió una doble falta y perdió su saque en los primeros tres games, permitiendo al uruguayo tomar ventaja indescontable de 5-2.

Al grito cerrado de "Brasil, Brasil", acompañado por golpes de palmas, la hinchada local redobló su presión para forzar la reacción del tenista de Sao Paulo.

Cada error de Cuevas, hasta los saques a la red, fue celebrado como un gol por los fanáticos. El tenista visitante, que hasta ese momento se mantuvo impasible, acudió al juez para reclamar por los gritos, pero éste le respondió que no podía hacer nada más que pedir silencio.

Si bien Cuevas ensayó una reacción en el set decisivo, Bellucci y su gente ganaron la partida. El brasileño buscará el pase a cuartos ante el israelí Dudi Sela.

A la hora de analizar el partido, sin embargo, Cuevas no puso como excusa el clima caliente del estadio.

"Hoy Thomaz jugó muy bien", apuntó. "No apareció el tenis en ningún momento, él estuvo muy agresivo y me superó por todos lados", reconoció.

Cuevas, que en sus primeros Juegos Olímpicos fue abanderado de la delegación de su país, comentó que pese al mal trago del martes "disfruté estar en un Juego, es algo espectacular, diferente. Por otro lado, para mis aspiraciones me voy un poco rápido".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario