Mundo 27 septiembre 2016

Cuestionan uso de cámaras policiales en muerte en Charlotte

CHARLOTTE, North Carolina, EE.UU. (AP) — La muerte a balazos de un hombre negro a manos de la policía en Charlotte es el tiroteo más reciente que genera interrogantes sobre el uso de las cámaras colocadas en los uniformes de los agentes del departamento.

Seis personas fallecieron baleadas desde que hace aproximadamente un año se entregaron cámaras corporales a todos los policías, pero los agentes que dispararon en cinco de estos casos — incluido el de Keith Lamont Scott — no las usaban.

La divulgación el fin de semana de tomas de grabaciones de la policía que mostraban los disparos a Scott no sirvió para aliviar la preocupación de algunos residentes por la forma en que se manejan las cámaras. Más de 100 personas atestaron la sala del Concejo Municipal el lunes por la noche para expresar su frustración y exigieron las renuncias de la alcaldesa, Jennifer Roberts y del jefe policial, Kerr Putney.

"No tenemos ninguna razón para confiar en ustedes y tampoco nos las están dando", dijo Khasha Harris durante la reunión. "En alguna parte en su interior honda su conciencia debe estar molestándolos".

El reverendo Milton Williams, el último de los casi 50 oradores de la reunión, culpó a la policía de las acciones que derivaron en disturbios durante dos noches.

"Nuestra ciudad está alterada y ustedes no respondieron. La policía hizo subir la temperatura allá afuera", afirmó Williams. "Sin justicia no hay paz. Voy a estar predicando esto cada domingo".

Roberts y Putney recibieron críticas por su gestión de lo sucedido tras los disparos, incluida la demora en divulgar el video de la balacera.

La familia de Scott y grupos activistas se quejan de que la policía hizo públicos solo unos tres minutos de tomas captadas por dos cámaras. Las imágenes incluyen el video de la cámara corporal de otro agente, no la del policía negro que hirió de muerte a Scott.

Los parientes de Scott sostienen que no iba armado e instaron al departamento a difundir todas las imágenes en su poder, además de las grabaciones de audio de las comunicaciones que puedan aclarar cómo se produjo la situación. Una coalición de medios también exigió más grabaciones.

Putney dijo que el policía que abatió a Scott no llevaba una cámara corporal ese día porque forma parte de una unidad táctica.

El arma recuperada en la escena había sido robada y más tarde vendida a Scott, dijo el lunes una fuente de la policía de Charlotte-Mecklenburg a The Associated Press. La fuente insistió en hablar en condición de anonimato porque la Oficina Estatal de Investigaciones (SBI, por sus siglas en inglés) continúa revisando el caso. El agente del SBI, Erik Hooks, declinó realizar comentarios sobre si el arma había sido robada.

El departamento explicó que agentes vestidos con ropa de calle vieron a Scott con un arma y marihuana y abandonaron la zona para ponerse chalecos identificativos antes de confrontarlo.

___

Kinnard informó desde Columbia, South Carolina y Drew desde Raleigh, North Carolina

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario