Cuba 21 marzo 2016

Cubanos se sorprenden con cuestionamientos a Castro

LA HABANA (AP) — Cubanos vieron sorprendidos este lunes en una transmisión de la televisión a su presidente Raúl Castro responder duras preguntas de periodistas extranjeros que lo cuestionaron sobre temas espinosos tanto de la isla como de la relación bilateral durante la visita.

El intercambio con periodistas se produjo luego de que Castro se reuniera con su colega estadounidense Barack Obama durante horas y ambos gobernantes hicieran una declaración leída ante los comunicadores.

"Las preguntas siempre para Fidel o Raúl (Castro) suelen ser muy agresivas. Sobre todo cuando son periodistas americanos", dijo a la AP, el jubilado Oscar Rodríguez, de 81 años y quien vio la comparecencia en la televisión de su casa en el capitalino barrio del Vedado.

Castro y Obama protagonizaron una jornada histórica, en la primera visita de un presidente estadounidense a la isla en casi 90 años y en el marco de un proceso de normalización de las relaciones.

Castro fue interrogado sobre derechos humanos en la isla y por qué hay presos políticos o cuándo los liberaría por parte de un periodista cubanoamericano. "Dame la lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos", exhortó Castro al reportero de la cadena CNN, Jim Acosta.

"Si hay esos presos políticos antes de que llegue la noche van a estar sueltos", aseguró el mandatario.

Para el jubilado Mario Rodríguez de 71 años, "hubo una etapa en que se tomaban medidas contra todo el que estuviera en contra pero eso pasó hace tiempo. Usted piensa de una forma y yo de otra. Dijo que el periodista estaba prejuiciado o tenía una visión distorsionada de la realidad cubana.

La organización Amnistía Internacional dijo en su más reciente reporte que no tenía conocimiento de ningún preso de conciencia en la isla.

Castro dijo que no hay ningún país en el mundo que respete todos los derechos humanos.

"¿Qué país los cumple todos? ¿Los sabe usted?", cuestionó el mandatario a una periodista. "Yo sí, ninguno" y pidió no politizar el tema de los derechos humanos.

El chofer Raúl Ríos reconoció que estaba en presencia de un momento raro. "Es muy significativo oír esto de nuestro presidente, que reconozca que no se cumplen todos los derechos humanos en Cuba", dijo.

En las calles de La Habana, oír a su presidente hablar así fue algo revelador.

En Cuba la mayoría de los medios de comunicación están en manos del gobierno. En los últimos años comenzaron a desarrollarse blogs y periódicos alternativos que suelen ser tolerados pero no tienen impresión en papel.

"¡Esto es historia pura!", exclamó la ingeniera Marlene Pino de 47 años, quien indicó que la visita había generado una enorme expectativa difícil de "asimilar".

El chofer, Raudel Pérez de 39 años fue uno de los que escuchó en la radio el encuentro.

"Le han hecho preguntas fuertes a los dos", dijo Pérez, para quien "siempre es bueno que se valore las situaciones de los dos países, lo pro y contras que tenemos". "Ambos son estadistas muy serios, muy inteligente y capaces, tan grandes que llegaron hasta aquí".

Los críticos del modelo cubano acusan al gobierno de la isla por detener temporalmente a manifestantes --las organizaciones disidentes dicen que rondan las 9.000 al año--, pero en la isla se redujeron drásticamente la práctica de dar largas sentencias por delitos que grupos de derechos humanos consideran son políticos.

En 2003 unos 75 disidentes fueron arrestados y condenados por tribunales a penas de hasta 20 años de prisión, pero los mismos fueron paulatinamente liberados. Los últimos quedaron excarcelados luego de una negociación entre la iglesia católica y el gobierno español en 2011.

"Me parece que las respuestas (de Raúl Castro) dejaron mucho que desear. Me pareció muy nervioso", dijo Alexander Gálvez un artista plástico de 43 años. "También lo vi un poco trabado".

___

Contribuyó con esta historia el periodista de The Associated Press Peter Orsi

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario