Balseros 20 mayo 2016

Cubanos refugiados en faro de los Cayos se entregan a los Guardacostas

Los inmigrantes cubanos que subieron al faro American Shoal, frente a las costas de Sugarloaf Key, en los Cayos de la Florida, bajaron de la estructura después de varias horas y fueron procesados por agentes de inmigración el viernes en la tarde.
Embed

Unos 19 migrantes cubanos bajaron de la estructura de 109 pies de alto alrededor de las 5:30 pm. Los inmigrantes nadaron y subieron el faro tras saltar de una embarcación rústica cuando los guardacostas se acercaron a la embarcación el viernes por la mañana, dijo el suboficial Ryan Doss, portavoz del Séptimo Distrito del Servicio Guardacostas. Previamente, dos inmigrantes decidieron nadar hacia la embarcación de la Guardia Costera en vez de dirigirse al faro.

Los guardacostas rodearon la estructura, construida en 1880, y trataron de desalojar al grupo de inmigrantes.

Screen Shot 2016-05-20 at 10.05.28 PM.png

Agentes de Inmigración estaban en el trámite de procesar a los 21 inmigrantes en una embarcación de la Guardia Costera el viernes en la noche, para determinar si se quedan en Estados Unidos o son devueltos a Cuba.

"Normalmente los inmigrantes interceptados en el mar son devueltos a su país de origen", dijo Doss. "Pero hay circunstancias especiales, como el temor a ser perseguido" que pueden ser un factor determinante para decidir su estatus.

No está claro si el faro se considera tierra firme estadounidense bajo la norma de "pies secos/pies mojados". La norma, estipulada en cambios implementados en 1995 a la Ley de Ajuste Cubano, permite a los cubanos que toquen tierra firme en Estados Unidos quedarse y solicitar la residencia permanente después de un año.

La Guardia Costera no ha anunciado si los inmigrantes son todos hombres o si hay mujeres en el grupo.

En Miami, el líder del Movimiento Democracia Ramón Saúl Sánchez convocó a una manifestación este viernesen solidaridad con los balseros cubanos con el propósito de presionar a las autoridades migratorias para que no sean devueltos a la Isla. La protesta fue convocada para la Estación de Guardia Costera en MacArthur Causeway.

Sánchez comparó el caso con el de un grupo de balseros que llegó al puente de las siete millas y por los cuales él realizó una huelga de hambre. En aquel caso un juez decidió que los balseros se podían quedar en territorio norteamericano.

Luis Felipe Rojas, secretario del movimiento dijo que "esos cubanos llegaron a una estructura construida en aguas jurisdiccionales norteamericanas y por tanto clasifican para acogerse a la política de pies secos/pies mojados".


Fuente: elnuevoherald.com / DAVID GOODHUE Y MARIO J. PENTÓN

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario