Deportes 11 agosto 2016

Cubano Sotomayor pelea por Azerbaiyán y avanza

RIO DE JANEIRO (AP) — Todo comenzó al conocer hace años a una chica del Cáucaso en La Habana. Lorenzo Sotomayor no dudó en saludarla con sonrisa pícara y hacer amistad con ella.

Deportista y bailarín cubano, el "Flaco" Lorenzo terminó enamorándose de la dama y esta relación del corazón empujó al púgil habanero a enrolarse al equipo de boxeo olímpico de Azerbaiyán.

"Sabes cómo son los cubanos de enamorados", dice el experimentado entrenador cubano de Azerbaiyán, Pedro Roque, quien asegura conocer la historia de su pupilo cubano en Río de Janeiro.

De 31 años, Sotomayor superó el jueves en una pelea incolora por decisión unánime (3-0) al ucraniano Volodymyr Matviichuk y avanzó a la segunda ronda en la división de los welter ligeros (-64 kilogramos) del boxeo de los Juegos Olímpicos. De mucho más altura y alcance que el ucraniano, Sotomayor terminaba en recurrentes amarres con su adversario, y los golpes contundentes brillaron por su ausencia en la arena de Riocentro.

Sotomayor podría encontrarse en el camino contra un representante de su país natal, Yasnier Toledo.

Tras el combate, Roque condujo rápidamente a Sotomayor a la prueba antidoping —según aseguró el propio entrenador— sin dar lugar a las preguntas de la prensa.

Pero Sotomayor dijo durante los entrenamientos previos a su estreno en Río que varias razones lo llevaron a terminar como integrante del poderoso equipo de Azerbaiyán y que rivaliza con el cubano.

Las carencias económicas en la isla caribeña, y "cuestiones del corazón", afirmó.

De la muchacha no se ha referido mucho, aunque su entrenador afirma que es rusa y que por alguna razón llegaron a Azerbaiyán. De acuerdo con Roque, Sotomayor se fue con su pareja a Europa en 2013 y terminaron en Azerbaiyán, donde el cubano ingresó a un club de boxeo y compitió en algunos torneos.

Poco después se encontró con Roque, quien había llegado al país del Cáucaso en 2014 para entrenar a su equipo de boxeo olímpico.

"Le dije 'qué haces aquí muchacho''', contó Roque a The Associated Press recientemente.

"Él se dio cuenta que tenía algunas posibilidades (de integrar el equipo de Azerbaiyán); lo tomé y aquí está el hombre", prosiguió. "El amor —tu sabes cómo somos lo cubanos de enamorados— influyó mucho. Él no vino a boxear, sino detrás de la dama. Claro, que también lleva el boxeo en las venas como todo cubano".

"Lo fui entrenando y él fue avanzando; ha tenido buenos resultados", dijo Roque sobre el púgil de 1,85 metros.

En declaraciones en Río, Sotomayor dijo que en Cuba era mucho más difícil buscar la clasificación, y que tampoco tenía tiempo para el deporte porque tenía que buscar la manera de ganarse la vida en el comercio informal.

Fue en esa coyuntura en que conoció "al amor y me dije 'me voy''', señaló.

Para cuando conoció a Roque, ya contaba con documentos para residir en Azerbaiyán, señaló el entrenador.

Sotomayor logró su clasificación a Río al imponerse en su categoría en una eliminatoria europea en abril. Antes terminó quinto en el Mundial de Catar del año pasado.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario