Associated Press 19 agosto 2016

Cubano acusado de robo de identidad en Pennsylvania

PITTSBURGH (AP) — Un ciudadano cubano se declaró inocente el viernes de acusaciones de haber elucubrado una trama para enviar 900 declaraciones de impuestos falsas que solicitaban reembolsos por un total de 2,2 millones de dólares, usando datos de personal robados del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

Yoandy Pérez Llanes, de 32 años, fue extraditado la semana pasada desde Venezuela. Su abogado ha accedido a la condición de que el individuo, debido a la posibilidad de fuga, permanezca encarcelado hasta el juicio.

Llanes fue encausado en junio del 2015 con otros individuos de cargos de fraude, lavado de dinero, robo de identidad y conspiración. Fue instruido de cargos el viernes en el tribunal federal de Pittsburgh.

Según el expediente, Llanes y por lo menos tres personas más integraban un grupo que usaba los datos del personal del hospital para recibir reembolsos fiscales en formo de créditos de Amazon.com. Es un servicio ofrecido por el servicio computarizado de procesamiento de impuestos Turbo Tax.

Los créditos fueron usados para comprar teléfonos celulares, computadoras, videojuegos y otros dispositivos para volver a venderlos desde Miami a personas en ciudades venezolanas como Maracay y Maracaibo, según el prontuario. El reenvío de los artículos se hizo para dificultar que sean vinculados a los conspiradores, según el documento.

Otros en Venezuela entonces vendían los artefactos por internet, o se los quedaban, añade el registro.

La investigación, realizada por el Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos y el Servicio Secreto, sigue en curso y podría haber otros enjuiciados. "Este caso subraya la importancia de la cooperación entre jurisdicciones a fin de detener a ciberdelincuentes transnacionales", dijo Timothy Burke, el agente del Servicio Secreto a cargo de la investigación en Pittsburgh.

Las autoridades federales dijeron que la trama fue descubierta el año pasado, cuando ya se habían desembolsado 1,5 millones de los 2,2 millones de dólares solicitados como reembolsos.

El fraude y el lavado de dinero conllevan cada uno un máximo de 20 años de cárcel, y el cargo de conspiración podría acarrear un máximo de cinco años. El robo de identidad podría implicar dos años de cárcel.

Las autoridades federales no han divulgado específicamente cuál fue el rol de Llanes en la trama.

Su abogado se negó a formular comentarios.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario