Mundo 20 octubre 2016

Cuba congela entrega de licencias para restaurantes privados

LA HABANA (AP) — Cuba suspendió la entrega de nuevas licencias para el funcionamiento de restaurantes privados en La Habana mientras trata de ajustarse a una de las aperturas más importantes en la economía estatal.

Otrora famosa por la terrible calidad de sus restaurantes y cafeterías estatales, Cuba desarrolló un dinámico sector restaurantero desde que las autoridades legalizaron los establecimientos privados hace dos décadas.

Un sector que comenzó con algunos cubanos emprendedores que instalaron pocas mesas en sus patios traseros y que se ha ampliado a centenares de restaurantes que ofrecen desde sushi fresco hasta variaciones complicadas de platillos clásicos cubanos.

Sin embargo, los restauranteros privados, al carecer de un mercado mayorista y un mecanismo legal para importar provisiones y equipo, han comenzado a vaciar los anaqueles de las tiendas minoristas y comprar otros artículos en el mercado negro.

Esta situación ha derivado en un alza en los alimentos y una escasez de artículos para otros cubanos.

Isabel Hamze, vicepresidenta en funciones del Consejo de la Administración Provincial de La Habana, dijo a la prensa estatal que el gobierno local suspendió temporalmente la entrega de nuevos permisos y efectúa inspecciones en restaurantes para detectar infracciones, desde prostitución, consumo de drogas y ruido excesivo hasta la importación ilegal y la compra de artículos robados.

Un establecimiento fue clausurado porque al funcionar como bar y centro nocturno infringió su licencia para trabajar exclusivamente como restaurante, agregó.

Las declaraciones de la funcionaria al parecer estuvieron dirigidas a garantizar a los dueños de los restaurantes y los habitantes de La Habana que las medidas no eran un combate a esos negocios privados sino un intento para imponer normas de sentido común a cuestiones como horarios de cierre y espacios de estacionamiento.

Hamze señaló que las autoridades reconocen la importancia que tienen estos negocios para la ciudad, y que el gobierno desea que les vaya bien pero dentro de los límites legales.

La ciudad ha comenzado a aumentar las restricciones a negocios de hospedaje que ofrecen almuerzos, otro sector floreciente en el desarrollo de la nueva economía privada en el país.

Las normas, que ya comenzaron a circular entre los dueños de negocios de hospedajes y en agentes de bienes raíces, limitaría el número de baños y cocinas que pueden construirse dentro de las casas particulares, así como las subdivisiones en las casas antiguas de techos altos que son convertidas en inmuebles de apartamentos mediante la construcción de niveles intermedios de concreto.

El auge del turismo debido a la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba hace dos años estña propiciando en la isla el desarrollo en gran escala de restaurantes y hospedajes privados que ofrecen almuerzos.

___

Michael Weissenstein está en https://twitter.com/mweissenstein

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario