Cuba al Día 06 julio 2016

Cuba al Día: flota sobre Cuba el fantasma de un periodo especial

Embed

Todo el mundo le teme y nadie quiere verse de nuevo viviendo una nueva década del 90 con apagones y hambre. Muy pocos se preparan para los recortes que han comenzado ya y que pueden acrecentarse, aunque algunos intentan acaparar lo que creen necesario: velas, papel higiénico, jabón.

En el antiguo Ten-Cents de 23 y 10, en El Vedado, se venden las velas por cajas. Pero las tiendas en divisa no han sido surtidas con lo que la gente pudiera necesitar.

"Lámparas recargables, por ejemplo", dice una vecina de Alamar que ya sabe lo que son los apagones a cualquier hora. "He caminado toda La Habana y hay tiendas de equipos que ni siquiera las han tenido en meses, y además te lo dicen por lo claro: 'No sabemos si nos entrarán'. Y yo me pregunto qué hacemos".

Varias empleadas de tiendas de equipos electrodomésticos han observado que en lo que va de semana cientos de personas han preguntado por esas lámparas.

Casi todos coinciden en que Cuba no aguanta otra crisis, aunque Eva, que es ama de casa y que no ha dejado de padecer la escasez en su cocina, asegura: "Pero si nunca hemos dejado de estar en 'Periodo Especial'… Del 2000 para acá, que es cuando se supone que salimos de la crisis, nos hemos pasado quejándonos del desabastecimiento en las tiendas… Y lo del agro en los últimos tiempos ha sido escandaloso… ¿Tú sabes lo que es matarse de hacer colas por una papa?"

La mayoría de los entrevistados no da crédito aún a la noticia. Creen que es solo "paripé" del Gobierno para "terminar de venderle el país a los americanos".

Leticia recuerda el recién celebrado congreso del Partido Comunista (PCC): "Después que dijeron allí que esto podía ser eterno de verdad, es muy duro decir: 'Vamos a vendérselo todo a los americanos, al imperialismo yanqui'. De repente se les vira en contra todo los que les quedan de su parte".

"Les van a vender Cuba a los americanos, no a los que de nosotros puedan comprarla, para después ellos irse a vivir a Francia como si ellos mismos fueran americanos", es el único criterio que puede dar Noel, vendedor de gafas clandestino en el boulevard de San Rafael.

"¿Un nuevo 'Periodo Especial'? Ah, sí, eso he oído, pero ¿tú crees?". Sandra, trabajadora de la Empresa Eléctrica cree que todo tiene que ser una farsa porque a ellos, pese al plan de ahorro del verano, todavía no los han reunido para decirles cuál es el plan de apagones reales.

Sin embargo, varias fuentes aseguran que el combustible está perdido en La Habana hasta para los choferes particulares.

Isabel, que acostumbra a que la lleven de compras en carro, este fin de semana tuvo que hacerlo a pie y cuenta cómo Alberto, su esposo, recorrió en el Peugeot de la familia "los CUPET (gasolineras) del Vedado el domingo por la noche y no encontró nada de combustible. Al final regresó en rojo y sin poder comprar ni siquiera por la izquierda".

Entre otras empresas, la telefónica ETECSA y la Unión Eléctrica han reducido al 50% la asignación de combustible a los carros que tienen asignados.

Según un botero (taxista) de la línea Habana-Marianao, la gente ha empezado a acaparar: "Quien no tenía guardado se jodió. Yo tenía una reservita y es con lo que estoy tirando sin preocuparme demasiado porque todavía se puede encontrar el petróleo por la izquierda a 15 pesos".

El verano pasado costaba 10 pesos en el mercado negro, y hasta 8 pesos en ocasiones. Ahora los precios de algunas rutas de taxis han comenzado a subir.

El tramo Vedado–Liga contra la Ceguera, en Marianao, normalmente se cobraba a 10 pesos y ahora ha aumentado a 20. Los viajes a la playa, que por lo general en esta etapa del año debían pagar más en horarios de mucha afluencia de público, ahora deben pagar a cualquier hora 2 CUC y en horarios picos, de 3 a 5 CUC.

El recorrido Vedado, del puente Almendares, a La Habana, Capitolio o Parque Central, se cobra a 10 pesos. Sin embargo, la estrategia de los boteros ha sido hacer un corte en L y 23, y después otro directo a La Habana, lo que obliga a los viajeros a pagar doble.

Aquellos que no tienen mala memoria comienzan a trazarse planes más radicales en caso de llegar un nuevo 'Periodo Especial'.

"Yo estoy preparado", dice un trabajador de la cadena hotelera Gaviota S.A. "Para empezar a tirar botellas y para formar lo mío porque hasta dónde va a llegar el descaro de esta gente. ¿La semana pasada me dicen que sobrecumplimos la entrada de turistas a la Habana y esta me dices que no tienes dinero para comprar petróleo?"

"¿Qué me van a decir, que voy a perder el trabajo?", suelta una única carcajada. "Hasta el momento uno se ha hecho el guillao porque aunque el salario sea una mierda, uno tiene su búsqueda aquí, pero la verdad es que los tiempos son otros. Es volver a la selva que vivimos en los 90 y mi cuenta es clara. Ellos son cuatro y nosotros una pila".

Santiago, que sufrió en El Vedado su primer apagón en la madrugada de lunes para martes, se pregunta: "¿Y cómo es que el viejo loco este se atrevió a decir que a nosotros no nos hace falta nada?", dice refiriéndose a las declaraciones de Fidel Castro tras la influyente visita de Obama a La Habana. "¿Cómo es que nadie lo mandó a callar si sabían que esto venía? Están jugando con candela y se van a quemar".

Fuente: americateve.com / diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario