Brasil 14 agosto 2016

Cuarto traspié de Cuba: eliminado el ligero Lázaro Alvarez

RIO DE JANEIRO (AP) — Cuba sufrió el domingo la eliminación en el boxeo de los Juegos de Río de Janeiro de otro de sus favoritos, aunque avanzó con dos cotizados púgiles.

Lázaro Alvarez, quien llegó como el campeón mundial en la división ligera (-60 kilogramos), se encontró el domingo con dos duros rivales, fuera y dentro del ring. El cubano se enfrascó en una electrizante pelea, pero terminó perdiendo por decisión unánime (3-0) ante el local Robson Conceicao y se quedó nuevamente a las puertas de disputar el oro en sus segundos Olímpicos.

Alvarez, de 25 años, causó una pequeña cortada en una ceja de Conceicao, pero el brasileño no se amilanó y fue una máquina de tirar golpes en los últimos tramos de la pelea. La arena de Riocentro rugió con tanta fuerza en respaldo del púgil de casa que apenas se escuchaban los campanazos.

El cubano admitió que en Río la rivalidad está pareja, aunque no compartió el fallo de los jueces.

"Todo esto es bulla, todo esto es alegría; él es de Brasil, está en Brasil", dijo Alvarez, bronce en Londres 2012. "Lo único que se vio fueron los adornos fuera del ring, la gente gritando, pero dentro había dos hombres y el mundo entero vio lo que pasó".

Es el cuarto boxeador cubano que se va de Río sin nada y que figuraba entre los llamados a llegar a las instancias finales. En las dos jornadas previas fueron eliminados el actual campeón mundial minimosca Joahnys Argilagos en semifinales, el welter Roniel Iglesias —oro en Londres en otra división— en cuartos y el pesado Erislandy Savón en semifinales.

Pero no todo fueron malas noticias para la isla caribeña, ya que su triple campeón mundial semipesado Julio César La Cruz avanzó a semis de la división al derrotar por decisión unánime (3-0) al brasileño Michel Borges.

A La Cruz le llaman la "sombra" por su estilo evasivo, de bajar la guardia y bailarle al contrario. El cubano tomó rápida revancha ante un anfitrión tras el descalabro de Alvarez, algo que no estaba en los papeles del poderoso equipo cubano.

Pero deberá dejar en baile en semifinales el martes una vez que se mida con el francés Mathieu Bauderlique, quien poco después demolió al ecuatoriano Carlos Mina, noqueándolo en el tercer asalto. El europeo es zurdo y de fuerte pegada.

El revés de Mina acabó con la última esperanza ecuatoriana en el boxeo de Río, y el país continúa sin ganar medallas en el ring olímpico.

Cuba también metió en los cuartos de final de la categoría gallo a Robeisy Ramírez, oro en Londres en pesos mosca. El isleño, que no ha tenido éxito en la esfera mundial en su transición a otra división, se impuso por decisión dividida 2-1 al marroquí Mohamed Hamout.

El welter ligero Yasnier Toledo, por su parte, se metió a los cuartos al vencer por decisión dividida (2-1) al británico Pat McCormack y el martes peleará contra un compatriota, Lorenzo Sotomayor, quien defendiendo los colores de Azerbaiyán también avanzó al pasar 2-1 sobre el francés Hassan Amzile.

Cuba, que llegó con el objetivo de superar los dos oros de Londres, aún tiene en competencia a seis pugilistas.

La jornada del domingo otorgó el primer oro en el boxeo masculino, en la división minimosca, que se colgó el uzbeco Hasanboy Dusmatov al ganar la final por decisión unánime (3-0) al colombiano Yuberjen Martínez.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario