Deportes 26 septiembre 2016

Critican a FIFA por disolver fuerza contra la discriminación

MANCHESTER, Inglaterra (AP) — La disolución de parte de la FIFA de su propia fuerza de tarea contra el racismo fue denunciada el lunes como una bochornosa traición mientras el máximo organismo rector del fútbol mundial se vio obligado a ponerse a la defensiva para reafirmar su compromiso con el combate a conductas y expresiones discriminatorias en Rusia.

The Associated Press reveló el domingo que la fuerza de tarea fue desmantelada después que la FIFA indicó a sus miembros que la misión había sido completada luego de tres años.

Kick It Out, una organización contra la discriminación en el fútbol inglés, se dijo "perpleja" ante la decisión de la FIFA, dado que la Copa del Mundo de 2018 se realizará en Rusia, país "que tristemente célebre por su racismo y sus actividades abusivas hacia las minorías".

El presidente de la federación jornada de fútbol, el príncipe Alí, declaro que considera "increíblemente preocupante" que la fuerza de tarea haya sido eliminada ante el "muy real y evidente" problema de discriminación que se vive en el fútbol.

"La lucha contra el racismo lejos está de su fin y la noción de que el actual liderato de la FIFA crea que las 'recomendaciones de la fuerza de tarea han sido implementadas' resulta vergonzoso", aseguró el príncipe Alí, un ex candidato a la presidencia de la FIFA. "La idea de que la FIFA crea que es el momento adecuado para disolver su fuerza de tarea contra el racismo es ridícula".

La fuerza de tarea fue establecida en 2013 por el entonces presidente de la FIFA, Joseph Blatter. Originalmente estuvo encabezada por Jeffrey Webb, vicepresidente del organismo, quien fue arrestado en 2015 como parte de la investigación de Estados Unidos sobre la corrupción en el fútbol.

Webb, quien se declaró culpable de asociación ilícita, fue reemplazado en septiembre del año pasado como presidente de la fuerza de tarea por Constant Omari, líder de la federación congoleña y miembro del consejo directivo de la FIFA.

"La realidad es que, al igual que muchos de los programas dentro de la FIFA, la fuerza de tarea nunca recibió apoyo de verdad desde su creación y su papel fue más sobre la imagen de la FIFA que realmente enfrentar los problemas", sostuvo el príncipe Alí.

La secretaria general de la FIFA, Fatma Samoura, esquivó las críticas el lunes al insistir en que su organismo sigue comprometido en el combate al racismo en el deporte más popular del mundo.

"La fuerza de tarea tenía un mandato muy específico que a nuestro entender fue cumplido plenamente", declaró Samoura en la convención SoccerEx. "Sus recomendaciones ahora se han convertido en un programa, y uno sólido".

Samoura fue nombrada en mayo como la primera mujer en la FIFA y el primer funcionario africano de alto rango en el organismo rector del fútbol mundial, como parte de una reestructuración bajo el mando de Gianni Infantino. La senegalesa y ex funcionaria de Naciones Unidas dijo que su "presencia aquí es un fuerte testimonio de que para la FIFA, hay una política de cero tolerancia" hacia la discriminación y de que se trata de una organización inclusiva.

En respuesta a las críticas sobre la desaparición de la fuerza de tarea, Samoura agregó que "podemos vivir con apreciaciones, pero tomamos muy en serio nuestro rol como el organismo que rige el fútbol mundial para combatir la discriminación".

Por su parte, Kick It Out exhortó a la FIFA a publicar una "estrategia clara y concisa" en su combate contra la discriminación y la promoción de la equidad. Fue una de tres organizaciones que disputan el nuevo premio a la diversidad otorgado por la FIFA, que el año pasado fue ganado por la organización india Slum Soccer en una ceremonia en Manchester dominada por cuestionamientos a Samoura sobre la fuerza de tarea antirracista.

Si bien el racismo ya no es asunto fuera de control en el fútbol inglés, 402 incidentes de discriminación fueron registrados por Kick It Out la temporada pasada —un aumento de más de 40% en comparación con hace dos años, aunque los mecanismos para reportarlos han sido mejorados.

Antes que Samoura tomara la palabra en el escenario de SoccerEx, un político británico de alto rango criticó la decisión de la FIFA de disolver la fuerza de tarea ante las crecientes preocupaciones sobre el racismo en los estadios de Rusia.

"Me preocupa, con la Copa del Mundo inminente en Rusia", afirmó Andy Burnham, un ex secretario del Deporte que colabora como analista del departamento del Interior. "No podemos ser complacientes y creer que hemos ganado el combate contra el racismo en el deporte".

La FIFA deberá resolver la situación en Rusia a menos de nueve meses de que el país sea sede de la Copa Confederaciones, un evento que servirá como preámbulo para el Mundial de 2018.

A principios de este mes, la UEFA —el organismo que rige el fútbol europeo— ordenó al club ruso Rostov que cerrara una sección de su estadio para el partido de la Liga de campeones contra el PSV Eindhoven el miércoles a manera de castigo por las conductas racistas de los aficionados.

___

Rob Harris está en Twitter como www.twitter.com/RobHarris y en Facebook como www.facebook.com/RobHarrisReports

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario