Negocios 04 octubre 2016

Critican a compañía de luz de Puerto Rico tras apagón

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — La principal funcionaria de restructuración de deuda en la atribulada Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico dijo el martes, durante una audiencia legislativa sobre el apagón del mes pasado, que la agencia enfrenta graves problemas de infraestructura a pesar de haber pedido préstamos por millones de dólares en los últimos años.

Lisa Donahue, que está supervisando la reestructuración de la compañía eléctrica, indicó también que la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) solicitó recientemente información relacionada con los bonos que vendió la agencia en 2012 y 2013. No queda claro si la SEC inició una investigación formal.

Los funcionarios de la dependencia no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios al respecto.

El apagón, que duró varios días, se registró por un incendio en una de las principales instalaciones de generación de la compañía. Los senadores de Puerto Rico realizan la audiencia para conocer el motivo que originó el fuego y la razón por la que el servicio eléctrico fue reanudado con tanta lentitud.

Algunos de los legisladores también se preguntaron cómo fue que la Autoridad acumuló una deuda de 9.000 millones de dólares.

"Es inaudito que no se haya auditado esa deuda y que no nos sepan decir para qué se utilizaron 5.000 millones de dólares", dijo el senador Ramón Luis Nieves, refiriéndose al dinero que la compañía pidió prestado en los últimos años.

Durante su testimonio, Donahue dijo que la empresa eléctrica debería sopesar el privatizar sus operaciones, en especial su división de generación de energía. Indicó que el sistema de transmisión y distribución que tiene la agencia tiene una "necesidad desesperada" de inversiones y mantenimiento.

La Autoridad de Energía Eléctrica incrementó recientemente las tarifas al público con el fin de generar más ingresos mientras se prepara para emitir nuevos bonos como parte de un acuerdo de reestructuración con los tenedores. La medida ha hecho enojar aún más a los puertorriqueños, que se quejan de que el servicio sufre interrupciones y dicen no poder darse el lujo de pagar tarifas más altas.

La compañía también enfrenta numerosas acusaciones de corrupción y quejas de que les cobra de más a los clientes.

En junio, el propietario del principal proveedor de petróleo de la isla fue arrestado después de que fue acusado de malversar 11 millones de dólares en fondos públicos. José González Amador y su empresa, PetroWest, están acusados de cobrarle a la compañía eléctrica un impuesto municipal del 0,5% a pesar de que algunos municipios les concedieron una tarifa más económica o de plano no cobraron el impuesto.

Las autoridades dicen que ese cargo fue traspasado a los consumidores.

La semana pasada, una junta federal de control que busca reestructurar una porción de la deuda pública de casi 70.000 millones de dólares de Puerto Rico asumió el control de varias agencias gubernamentales, incluida la compañía eléctrica.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario