Deportes 06 julio 2016

Cristiano pone a Portugal en la final de la Eurocopa

LYON, Francia (AP) — Tres minutos le bastaron a Cristiano Ronaldo para poner a Portugal en la final de la Eurocopa.

Todo ocurrió en un abrir y cerrar de ojos al comienzo del segundo tiempo, cuando el capitán luso anotó con un majestuoso cabezazo y asistió en la conquista de Nani, con lo que Portugal doblegó el miércoles 2-0 a Gales.

En el duelo entre estrellas del Real Madrid, Cristiano pudo más que el galés Gareth Bale y, luego de una espera de 12 años, repetirá en una final del campeonato europeo de selecciones, el próximo domingo en el Stade de France.

Todo el buen trabajo de Gales en la primera mitad se vino abajo ante la pegada de Cristiano. Su frentazo a los 50 abrió el marcador y tres minutos después colaboró en el segundo tanto, obra de Nani.

Portugal logró su primera victoria en esta Euro en los 90 minutos reglamentarios, tras superar la primera fase con tres empates, los octavos de final con un triunfo ante Croacia con un gol en la agonía de la prolongación y los cuartos de final en una definición por penales contra Polonia.

"Es lo que soñamos desde el comienzo. Sabíamos que iba a ser un largo trayecto y seguimos en el torneo", señaló Cristiano. "Mantuvimos siempre la fe. Hemos pasados momentos difíciles, pero es lo que siempre digo: es mejor arrancar mal y terminar pisando fuerte".

Después de un primer tiempo marcado por un trámite tenso y de poco peligro, Cristiano apareció en el complemento con una nueva camiseta verde claro de mangas cortas tras jugar los primeros 45 minutos con una elástica larga.

Lo manifiesto fue que Portugal se sacó las ataduras y —agarrada de la mano de su referente— quebró la resistencia de la laboriosa defensa de Gales, la selección que sorprendió con una inesperada marcha a la fase de semifinales en su debut en el torneo.

Para su tercer gol de la Euro 2016, Cristiano dio un imponente salto sobre su marcador James Chester para cabecear al segundo palo el centro desde la izquierda de Raphael Guerreiro tras el cobro de un córner corto. No hubo noticias del arquero galés Wayne Hennessey, mientras Bale miraba desde el primer palo.

"Es un goleador nato y hoy volvió a hacerlo", dijo Bale.

Cristiano quedó así como el goleador histórico de la Euro, empatando la marca de nueve dianas que Michel Platini fijó en la edición de 1984 con la campeona Francia. Sus otros tres goles fueron rubricados en sus tres participaciones anteriores en el torneo.

Se trata de otro récord para el tres veces ganador del Balón de Oro, puesto que aquí se convirtió en el primero en convertir en cuatro ediciones distintas.

Su otro aporte fue para aumentar la diferencia. Un remate suyo desde el borde del área quedó a la deriva y Nani llegó para empujar el balón al fondo.

Portugal quedó a la espera del ganador de la otra semifinal, que la anfitriona Francia y Alemania disputarán el jueves en Marsella.

La primera Euro de Cristiano fue una en la que acabó llorando, luego de la amarga derrota 1-0 ante Grecia en la final dirimida en su feudo de Lisboa. Ahora, con 31 años, está a un paso de ganar el título con su selección que le falta para completar su excelsa colección de trofeos.

"Espero que estemos todos sonriendo, que derramemos lágrimas de felicidad al final", afirmó Cristiano. "Mi sueño siempre ha sido ganar un título con Portugal. Estamos cerca de lograrlo y estoy convencido que vamos a ganarlo".

De discreto nivel en los primeros cinco partidos, Cristiano mostró su clase en el momento oportuno.

En un primer tiempo en el que imperó la cautela, Bale lució superior a Cristiano. El talismán galés mostró su larga zancada y en dos oportunidades estuvo cerca con sus remates.

Pese a la ausencia del suspendido volante Aaron Ramsey, los galeses confiaban que su poblada línea de cinco defensas tenía amagado al ataque portugués, pero Cristiano impuso su voluntad.

"No tenemos reproches. Estamos orgullosos de lo que hemos logrado", indicó Bale.

Después del primero gol, el partido había quedado finiquitado. Portugal se encargó de regular el paso de los minutos. Gales se fue apagando ante un rival que supo salir adelante tras perder por lesión a Pepe, el defensor central que había sido su jugador más esencial. Pero el veterano Bruno Alves cubrió la ausencia del central de Real Madrid, mientras que la reaparición de Guerreiro por la banda izquierda fue importante.

"Con el paso de los partidos, somos un equipo más fuerte, más sólido y más unido", resaltó el técnico portugués Fernando Santos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario