Mundo 08 junio 2016

Corte portuguesa autoriza extraditar a exagente CIA a Italia

LISBOA, Portugal (AP) — Una exagente de la CIA será extraditada a Italia para cumplir una condena de cárcel por su participación en un programa estadounidense para capturar sospechosos en otros países después de que el Tribunal Constitucional de Portugal rechazó su última apelación.

Sabrina de Sousa dijo a The Associated Press el miércoles que está a la espera de ser informada sobre la fecha en que será trasladada a Italia, donde fue condenada en ausencia a una pena de cuatro años de cárcel.

Desde su detención en octubre en Lisboa en virtud de una orden de detención europea, De Sousa perdió su lucha contra la extradición en un tribunal menor de la capital portuguesa y su apelación posterior a ese fallo ante el Tribunal Constitucional del país.

Ella es una 26 estadounidenses condenados en ausencia por el secuestro en 2003 del sospechoso Osama Moustafa Hassan Nasr, alias Abu Amar, en Milán el 17 de febrero del 2003. Insiste en que no participó en el secuestro.

La Corte Constitucional infirmó en su sitio web la noche del martes que la apelación de De Sousa fue rechazada.

Bajo las leyes portuguesas, la Corte Constitucional ahora remite la decisión al tribunal inferior. Ese tribunal lo entrega a la policía que inicia el proceso de extradición en coordinación con las autoridades italianas.

De Sousa dijo en un correo electrónico a la AP que "no tengo la menor idea" de cuándo será enviada a Italia.

Su abogado italiano ha expresado esperanzas en el pasado de obtener clemencia por parte del jefe de estado italiano en este caso, que ha implicado también a los servicios secretos italianos y que ha resultado un episodio incómodo para sucesivos gobiernos italianos. El presidente Sergio Mattarella ha indultado a otras personas involucradas en el asunto.

De Sousa dijo que el miércoles le envió una carta al papa Francisco por vía de la Nunciatura en Lisboa, pidiéndole que denuncie la práctica estadounidense, después de los atentados terroristas de septiembre del 2001, de entregar a detenidos a otros países para que sean interrogados y torturados allí. El pontífice ya ha denunciado esa táctica, en un discurso en el 2014.

De Sousa, que posee ciudadanía estadounidense y portuguesa y trabajaba en Italia con estatus de diplomática, argumenta que nunca se le informó oficialmente de la sentencia del tribunal italiano, y que no se le permitió usar información confidencial estadounidense para defenderse.

"Nunca se me informó y no se me permitió defenderme debido a la confidencialidad de los documentos", escribió en su carta al pontífice. "La ausencia de un juicio justo y la imposición de diversos niveles de censura oficial son obstáculos que impiden resolver muchas interrogantes sobre el secuestro de Abu Omar".

El presidente Barack Obama eliminó la práctica de secuestros poco después de asumir el cargo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario