Mundo 20 abril 2016

Corte noruega: se violaron derechos del extremista Breivik

ESTOCOLMO (AP) — Los derechos humanos del extremista de derecha noruego Anders Behring Breivik han sido violados durante su encarcelamiento por terrorismo y asesinato masivo, falló un tribunal el miércoles.

En una decisión escrita, el tribunal distrital de Oslo dijo que las condiciones de prisión de Breivik, que asesinó a 77 personas en ataques en el 2011, violaron un artículo de la Convención Europea de Derechos Humanos que prohíbe un tratamiento inhumano y degradante.

El fallo cita específicamente el aislamiento de Breivik en dos prisiones desde su arresto el 22 de julio del 2011. Agregó que las autoridades tampoco prestaron suficiente atención a su salud mental cuando determinaron sus condiciones en la prisión.

El tribunal desestimó la denuncia de Breivik de que el gobierno violó su derecho al respeto de la vida privada y familiar. Ordenó al gobierno a pagar los costos legales del extremista de 331.000 coronas, unos 41.000 dólares.

"La prohibición de un tratamiento inhumano y degradante representa un valor fundamental en una sociedad democrática", afirmó el tribunal. "Esto se aplica incluso al tratamiento de terroristas y asesinos".

Breivik demandó al gobierno aduciendo que su aislamiento de otros prisioneros, las frecuentes inspecciones corporales y el hecho de que fuese esposado frecuentemente para trasladarse entre las tres celdas a su disposición violaban sus derechos humanos. Durante una audiencia de cuatro días en la prisión de Skien también se quejó por la calidad de la comida de la prisión y por tener que comer con cubiertos de plástico.

El gobierno rechazó las quejas y afirmó que era tratado humanamente pese a la gravedad de sus delitos.

Los ataques de Breivik conmovieron la nación el 22 de julio del 2011. Después de meses de preparativos minuciosos, detonó un automóvil con explosivos frente a la sede del gobierno en Oslo, donde murieron ocho personas y docenas resultaron heridas.

Después condujo hasta la isla de Utoya, donde empezó a matar a los asistentes a un campamento anual de verano del ala juvenil del Partido Laborista. Mató a 69 personas, en su mayoría adolescentes, antes de entregarse a la policía.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario